Acusan a IMSS de negligencia médica por sorpresiva muerte de menor

    1
    849

    (ACTUALIZADA)

    SILAO, Gto.- Llegó al IMSS para atenderse una fractura en su brazo y ya no salió con vida.

    Al “Vaquero” -como le decían al niño- le arrebataron la vida a sus nueve años. Una negligencia médica podría ser la causa, según lo denunciaron sus familiares.

    Martín Jiroo acudió al IMSS de Silao para ser atendido de fracturas en el brazo derecho y hubo un problema en el quirófano.

    Luz Elena Hernández, su madre, trabaja en el Centro Comunitario Impulso del fraccionamiento Las Huertas; Martín cayó del pasa manos de uno de los juegos infantiles y se lesionó.

    El viernes 30 de junio, día del percance, fue llevado al Hospital General número 54 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para recibir atención médica; requería de una cirugía que fue programada para el martes 4 de julio, pero en el hospital optaron por atenderlo el domingo a las 3 de la tarde.

    Según la versión de familiares, tras más de dos horas en cirugía el cuerpo médico primero habría informado que “se les pasó la anestesia”. Pero después la versión cambió: que tuvo una reacción negativa que le causó la muerte.

    Tras la muerte de Martín Jiroo Sánchez Hernández se dirigieron a las oficinas del Ministerio Público para presentar la denuncia correspondiente; aseguran que se les negó la atención pues “no había delito que perseguir”.

    Finalmente fueron atendidos y exigieron castigo por presunta negligencia médica.

    Se inició la carpeta de investigación 66986/2017 en la Agencia del Ministerio Público 1 de Silao, a cargo de Ricardo Pérez Ruiz.

    Su hermano de 18 años, Pedro Jesús, contó que los médicos les dijeron que se trataba de “una operación sencilla”. A nombre de sus padres dijo que médicos y el mismo cirujano dieron explicaciones distintas a lo ocurrido. “Nos explica el director del IMSS que es una alergia (hipertermia maligna) que se da una en un millón de personas, que desgraciadamente le tocó a mi hermano esta vez”; provoca elevación significativa de la temperatura corporal.

    “Lo que no nos cuadra es que la verdad nos sacan un rollo, nos dicen una cosa, nos dicen otra”. En el hospital no tenían listo el expediente para entregar el cuerpo del menor, dijo; personal “no quería abrir las oficinas, no nos querían dar información”.  Sus padres y hermanos entraron a verlo. La manguera del suero, la camilla y parte del suelo estaban completamente llenos de sangre.

    El Servicio Médico Forense (Semefo) trasladó el cuerpo a Irapuato donde se le realizó la autopsia. “No cuadra la explicación de los doctores a la explicación que ellos (Semefo) nos dan, ellos nos dicen que fue una muerte natural… que no tiene explicación”.

    El pequeño cumpliría 10 años el próximo 28 de julio. Cursaba el cuarto grado en la escuela “Benito Juárez” de Sopeña.

    El día 15 realizaría su primera comunión. “Era un niño muy tierno y no merecía eso… era el mejor vaquero del mundo. Yo no pido que me lo regresen, pido que hagan justicia; que comprendan nuestro dolor, el dolor de mi mamá, de mi familia”.

    El cuerpo del pequeño es velado en su casa sobre calle Avellana de Villas de la Montaña, justo frente al Centro Comunitario.

    Familiares y compañeritos del niño esperaban sus restos en Sopeña.
    Familiares y compañeritos del niño esperaban sus restos en Sopeña.

     

    1 COMENTARIO

    1. Como siempre..se quieren lavar las manos….las disque autoridades tratando de tapar sus incompetencias….que barbarie!..

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor escribe tu comentario.
    Please enter your name here