#AgendadePeriodistas

0
203

Es cierto: cuando tantos periodistas de todo el país y las organizaciones nos sentamos en una misma mesa para ponernos de acuerdo más que para discutir nuestras diferencias, es porque ya no podemos más. Porque algo tenemos que hacer para frenar las agresiones, la impunidad, la tristeza colectiva, las pérdidas, la amenaza de imponer el silencio.

Hace años, un periodista cubano radicado en México decía que los periodistas mexicanos debíamos darle más importancia a lo que nos une que a aquello que nos separa.

Nada más urgente ahora.

La Agenda de Periodistas convocada por reporteros, medios, redes y organizaciones, como una posibilidad de aterrizar lo de urgente, mediano y largo plazo en materia de prevención, protección y castigo a las agresiones a periodistas y medios de todo el país y en de todos los tipos, inició el miércoles 14 con una primera sensación de arropamiento, sobre todo a los periodistas que llegamos de todo el país a esta gran reunión en la Ciudad de México, porque la logística para recibirnos nos hizo sentir seguros y protegidos, algo que en mucho ya no podemos sentir en nuestros estados.

Pero el encuentro inició también con esa incertidumbre de si seríamos capaces de coincidir, proponer, definir, planear y articular una ruta para asuntos como frenar y abatir la impunidad en los delitos contra periodistas y diseñar un mecanismo preciso, efectivo, para salvarles las vidas a los periodistas y que puedan seguir contando lo que ocurre en este país en llamas.

La dinámica permitió enfocar las baterías en los propósitos concretos porque se estableció de antemano que este foro no sería un evento catártico ni testimonial, sino un encuentro para salir con propuestas que se llevarán a la práctica y con acuerdos sobre quiénes y cómo trabajarán en ello. Pero este formato, desde mi punto de vista, también impidió que se aprovecharan las escasas pero importantes experiencias exitosas que se tienen en el trabajo de redes, la capacitación, la prevención de agresiones, la articulación con organizaciones de la sociedad civil e incluso, en el litigio contra funcionarios públicos responsables de ataques a periodistas.

No faltaron los temas siempre ambivalentes, que causan escozor en algunos, ojitos brillantes en algunos otros, como esa idea de formar una organización nacional de periodistas como ‘músculo’ de la estrategia para poner un alto a las agresiones. La propuesta fue una de las pocas que logró generar reacciones divididas.

Mucho se pensó, se escribió y se anotó entre las 10 de la mañana y las 7 de la noche en las dos primeras mesas de la Agenda que tuvieron como temas los riesgos, la atención de casos críticos y respuestas inmediatas, y las alternativas para combatir la impunidad. ‘Toneladas de información’, dijo alguien. Especialización de funcionarios de la procuración e impartición de justicia para atender, investigar y juzgar los casos de agresiones a periodistas y sanciones efectivas, así como exhibición de los funcionarios que por omisión o comisión obstaculizan este camino, fue uno de los puntos abordados en la segunda mesa, por ejemplo.

Se fijaron metas; los escenarios de un México del 2022 en el que logremos reducir la impunidad asociada a las agresiones contra la prensa y libertad de expresión con mecanismos de protección eficientes, servidores públicos capacitados, mecanismos transparentes para su designación y desempeño y una vigilancia social a la que le entren las universidades, las organizaciones internacionales de derechos humanos y protección a periodistas, abogados y –por supuesto- los propios periodistas.

Desde acá, sentados en la mesa, se ven como sueños guajiros: no dejo de preguntarme cómo le hacemos para abrir esa caja que dice “voluntad política” y que a veces se convierte en caja de Pandora.

Pero se oyen las voces que se apuntan para lo que sigue, para organizar una mesa de seguimiento, una comisión permanente, un colectivo que se reparta las tareas…

Periodista en Guanajuato y la región del Bajío. Corresponsal del semanario Proceso. Integrante de la Red Nacional de Periodistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here