Aplicaron la de Márquez: Metieron la pata, pero no la mano.

0
72

1.- Dos secretarios, ni una respuesta convincente
Tras la comparecencia de los secretarios de salud y de finanzas, ante diputados del Congreso del Estado, por el escándalo de la compra de la insulina china, las dudas fueron todavía mucho mayores.
Es decir, el show de sentarse durante tres horas frente a los legisladores, sirvió de poco o de nada y, por el contrario, evidenció aún más, la terrible opacidad con que se maneja el Gobierno del Estado en la compra de medicamentos.
Punto desfavorable, por supuesto, para el gobernador Miguel Márquez.
Por más que le ayudaron, el Secretario de Finanzas, Ignacio Martín Solís, no pudo responder con convencimiento, cómo es que continúan beneficiando con nuevas compras a las farmacéuticas que fueron señaladas de vender insulina china a precios exagerados.
Y aunque logró que los proveedores devolvieran más de cinco millones de pesos por ese pequeño detalle, no fue suficiente motivo para evitar más negocios con las compañías farmacéuticas involucradas.
La devolución las mantuvo con las puertas abierta.

2.- Meter la pata sin mayor consecuencia
En resumen y en versión de los propios funcionarios, el tema concluyó en que hubo “error”, pero no dolo. Es decir, se equivocaron, pero no existió ni robo, ni desfalco, ni fraude. Como diría el gobernador Márquez, metieron la pata, pero no la mano.
¿Usted lo cree?
El Secretario de Salud, Ignacio Ortiz Aldana, aprovechó la coyuntura para dar a conocer la disminución del número de pacientes diabéticos en el estado y que, además, en el caso de esta enfermedad, no siempre se requieren de insulina.
El dato resulta importante, sin duda, pero los diputados le pidieron explicar por qué se retiró el medicamento luego de que una doctora advirtió del inservible medicamento.
Nueva cuenta, no hubo respuestas convincentes. Al parecer, ella actuó a mutuo propio y esa fue la principal razón para inhabilitarla.
Lo cierto de todo el show, es que el parlamento abierto que promueve el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, dejó muy exhibidos a los funcionarios y hasta a los diputados del partido gobernante, léase PAN.
A estas alturas del partido, el diputado leonés no puede retroceder en su discurso de transparencia y apertura en el Congreso del Estado, pues eso provocaría simulaciones de escenarios, evidentemente actuados o pactados.

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here