Callejón de La Musa

0
4

Vicente Fox tiene la culpa

El ex presidente impuso la moda de las precampañas y las aspiraciones desatadas con tanta anticipación, que ahora no hay modo de evitar y de evadir a políticos de todos los partidos haciendo, con años luz antes de los plazos electorales, activismo, proselitismo, protagonismo y todo lo terminado en ismo, para ir ganando reflectores.

Lo peor de todo es que la cosa no es gratis (literalmente, los protagonismos y los proselitismos cuestan, antes, durante y después de las elecciones) y entonces vamos preguntándonos: ¿de dónde se está haciendo ‘el cochinito’ para las apariciones en espectaculares, para el reclutamiento de operadores, para las comilonas de cumpleaños, santos y demonios, para las entrevistas de radio, televisión y medios impresos ‘casuales’ (ajá), para rifar billetes de a mil o de a 500 en encuentros grupales para ir armando las campañas?

¿Quién pompó?

Porque ni modo que de los sueldos de senadores, diputados o gobernadores salgan todos los millones que cuestan, por ejemplo en el caso del gobernador poblano Rafael Moreno Valle, anuncios espectaculares y spots a lo largo y ancho del territorio nacional; o las rifas de a mil o de 500 pesillos en las reuniones que organiza el senador del PRI, el salvaterrense Gerardo Sánchez, para reclutar operadores; o los anuncios de gran formato y el recorrido por noticieros de radio del senador panista leonés Fernando Torres Graciano; o las numerosas páginas en redes sociales que presumen que los buenos están con Miguel Márquez presidenciable.

El senador Gerardo Sánchez y su gente presumen que ‘el cochinito’ suma varios cientos de millones de pesos, listos para correr como río en tiempo de aguas.

Qué casualidad que las organizaciones dizque sociales y culturales que se inventó el senador reciben millones de pesos del gobierno federal e instancias como Conaculta, y que entre los magros resultados que podemos constatar, se nos hace agua la boca cuando pasamos por la glorieta de Los Pastitos y contemplamos el chocolatoso tablón, eso sí muy artístico, colocado por su infinita bondad.

No fue gratuito el reclamo del círculo empresarial leonés al senador Torres Graciano para que rinda cuentas de pesos y centavos por sus apariciones publicitarias y muy publicitadas.

Proselitismo anticipado, precampañas, destapes simulados y lo que se acumule, contribuye al desgobierno que vemos por todos lados. La capital, por ejemplo, donde las cabezas de la administración se parten a la mitad para los senadores Miguel Ángel Chico y Gerardo Sánchez.

Imagine usted lo que ocurre allí adentro.

En adelante, esa es la prioridad porque aunque el 2018 no ha llegado, el que arranca primero pega dos veces.

La culpa es de Fox.

Compartir
Periodista desde hace más de dos décadas en Guanajuato y la región del Bajío. Corresponsal del semanario Proceso. Integrante de la Red Nacional de Periodistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here