Cantan y bailan a la naturaleza en ritual prehispánico

0
31

SILAO, Gto.- Más de 200 personas veneraron al Sol y a la Tierra en en tierra de los chichimecas; llamaron a la energía en espiral para agradecer e iniciar nuevos ciclos.
Por segundo año consecutivo el acto ceremonial fue organizado por el Instituto Silaoense de Cultura y Turismo (Iscultur) que encabezan Ma. Rosaura Aguirre Morales e Irene Margarita Borja Guerrero, con el apoyo de Casa de la Cultura.
La última compartió al concluir las actividades de este lunes que lo acontecido es “una muestra más de nuestro esfuerzo, de nuestro trabajo, de nuestra perseverancia… más nutrido, con gente más abierta a sentir y a vivir una clase de espectáculos así”.
En este ocasión el ceremonial se realizó al medio día en las faldas del Cerrito de la Cruz en Chichimequillas, donde según datos históricos, los franciscanos colocan la primera cruz como muestra de la evangelización del Bajío. En el sitio al una arboleda donde los sauces están tan cercanos el uno al otro que parecen abrazarse.
Poco antes, a las 9 de la mañana, la comunidad de Bajío de Guadalupe vivió otro ritual por el equinoccio vernal. Cada acto fue acompañado de música prehispánica y un chamán, así como el grupo de danza de la Casa de la Cultura y el grupo musical Necutli.
El Ozelotzin García Bustamante, el chamán, se dedica a la presentación de la cultura que desde pequeño su familia le ha inculcado. Forma parte de la quinta generación de danzantes prehispánicos y su origen es mexica de la ciudad de Tenochtitlán. WhatsApp Image 2017-03-20 at 4.30.47 PM
“Ahí nací, crecí y ahora se da la oportunidad de compartir estos conocimientos hasta estos lugares sagrados”, que denomina así porque fueron tierras de los chichimeca que dieron fuerza a los mexicas cuando Tenochtitlán fue invadida.
Se trabajó una “energía de cambio”, dijo, “de purificación”, pues afirmó que el ser humano al agradecer al Sol quema sus energía negativas y resurgen las nuevas, porque el fuego es el único elemento que regresa a la naturaleza cualquier cosa.
Por otro lado, Ma. Rosaura aseguró que se cumplió con las expectativas. Asistieron más de dos centenares de personas que se vistieron de blanco para cargarse de energía del cosmos.
Para el 2018 “esperamos que esto tenga una mayor difusión y que la participación ciudadana y de otras autoridades sea mucho más amplia; que esto tenga una trascendencia para el municipio porque se quiere que Chichimequillas sea una punta de lanza para el turismo”, a la par del Rally, cerró Rosaura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here