Cinco puntos para ser aspirante del PRI …Y no morir en el intento

0
3

1.- Paciencia, mucha paciencia.

Los aspirantes del PRI al Gobierno del Estado, deberán tener muchísima paciencia para soñar con la principal candidatura en Guanajuato.

De entrada y, quizás la mayor prueba, será aguantar a su aferrado dirigente, el diputado Santiago García, quien está bien dispuesto a llevarlo al peor momento de los votos priistas estatales.

Su última elección fue caótica, pero va por un nuevo récord.

Además, necesita de un conformismo suficiente para enfrentar el proceso interno, cuyas convocatorias se podrán conocer justo cinco horas antes de que se celebren las asambleas, en cuyas sedes se designen conforme amanece el ánimo del secretario general, Pepe Huerta.

Pero sobre todo, se pide harta resignación para que le impongan candidatos con carrera en las nóminas estatales, aunque adicionalmente, se le exigirá bastante serenidad para sumar a los nuevos “bebesaurios” que viven de las fortunas paternas, sin la mínima idea de cómo hacer una ley. Ahí está el caso del diputado Lorenzo Chávez.

2.- Esperanza, mucha esperanza.

Las candidatas o candidatos priistas, deberán también cumplir con una porción adicional de esperanza, sobre todo aquellos mortales tricolores que aún creen en el PRI, el nuevo PRI y sus estilos de hacer política.

El que lleva este sello, sin duda, es el senador Miguel Ángel Chico, pues a pesar de ser el abanderado de las caiditas, (la pide de Papa para ser Obispo), se mantiene bien positivo en eso de promover en Tuiter, las constantes reuniones municipales que se acompañan con las efemérides del día.

Otro más esperanzador es su compañero de partido, Gerardo Sánchez, quien mantiene su pésima campaña de redes, con imagen de viejito, en cuyo segmento no entra ni con calzador leonés.

3.- Constancia, mucha constancia.

La que presume de esta cualidad, es nada más y nada menos que la diputada federal, Yulma Rocha Aguilar, quien, por fortuna del destino, de sus relaciones y sus buenas intenciones, ha conformado un movimiento a su favor que la promueve como futura Senadora.

Sino pega, podría ser nuevamente diputada local o de plano, si se complica mucho el tema, está súper dispuesta a pelear la Presidencia de Irapuato, cuyos golpes bajos que le da el edil, Ricardo Ortiz, se le resbalan como buena hija de la mermelada que es.

El que anda con la misma actitud, es el actual delegado de gobernación, Javier Aguirre. El afanado funcionario anda de junta en junta, no sólo promoviendo su imagen, perdón, su trabajo, sino las relaciones que mantiene a nivel federal.

A decir verdad, Aguirre es el único priista de Guanajuato que puede tener acceso directo a los futuros pensamientos de la estructura partidaria, cuyas baterías están enfocadas, evidentemente, en las elecciones en el Estado de México.

Mientras, el delegado en funciones de aspirante, arma su estrategia para permear aún más en los priistas de base.

4.- Disciplina, mucha disciplina.

El que sabe de esto es el embajador, Francisco Arroyo, pues ante la designación que le ofreció el Presidente de la República, hace su lucha con marcaje de larga distancia, sin efectos sobresalientes más que la lealtad de sus muy afines.

Arroyo ha dicho que su enfoque ya no es la política guanajuatense, pero a pesar de su discurso, se mantiene como un referente importante para los priistas sin padrino y sin muchas posibilidades.

El capitalino ha dicho que lo den por muerto en esto de la polaca local, pero su fantasma es parte de la cultura priista y su principal valor es la disciplina, característica que falta bastante en los nuevos talentos, que no son muchos.

5.- Dinero, mucho dinero.

Es el más importante y el que menos tienen los tricolores de Guanajuato. Nadie está dispuesto a invertir en un partido perdedor, sobre todo, porque las encuestas lo ubican prácticamente 2 a 1 frente a su más cercano competidor.

Y como los priistas no son de fe, resulta difícil que inviertan en sus aspiraciones.

Prefieren morir sin intentarlo. Ya verá.

 

Compartir
Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here