Crónicas de la Isla Azul

1.- Reclamos al gran patriarca, sin redes sociales

Ayer corrió un fuerte rumor de que el Rey mandó imprimir miles de volantes, para circularlos por todo el territorio de la isla azul y exhibir un reclamo simulado al gran patriarca, AMLO.

En el volante se lee: “¿Esta es la esperanza de México? AMLO si quieres, castiga al PAN, pero no castigues al pueblo de Guanajuato. Las malas decisiones de Morena las pagamos todos. No más Morena, la esperanza de México”.

Quizás el redactor se equivocó y quiere hacer quedar mal al Rey, pues en la isla azul no ganó Morena, pero hacen creer que el gran patriarca ejerce un castigo a los habitantes del reino azul, por elegir reyes jóvenes.

Lo cierto es que el volante anda circulando por la capital de la isla, donde Morena obtuvo importantes votos, los suficientes pues para meter tres consejeros, entre ellos, una mujer de lágrimas y risas, y de cuyo nombre no me puedo acordar.

Por cierto, el virrey de Guanajuato, don Narro Seleño, anda bien molesto con los ministros de ecología, desarrollo urbano y obras públicas. Resulta que van varias jugadas que han hecho los fulanitos, sin el consentimiento del virrey.

Y eso, en la isla azul, ya no se castiga con muerte, sino con despido.

2.- El Virrey anda tras los corruptos

A decir de los enterados, el virrey sorprendió a los inspectores de desarrollo urbano en varias movidas de corrupción, al estilo del ex de la capital, de tal suerte que no solamente los despidió, sino que además, no les ofreció liquidación alguna.

Aunado a eso, el director de ecología anda bien asustado y no encuentra la química perfecta para solventar la muerte de varios peces, en cuya presa de Los Santos, se detectaron pedazos de mierda que, para suerte de la fauna, terminaron más que intoxicados.

Adicionalmente, el virrey ha dado la instrucción de castigar con cárcel en el calabozo oscuro y profundo, a quienes de manera arbitraria, tramposa y corrupta ha instalado antes parabólicas en pleno patrimonio de la humanidad.

Lo peor que puede pasar, es que el virrey despida a todos al estilo del gran patriarca, AMLO, pues puede echarlos a todos del reino, pero aquí lo que se necesita, de verdad, es que a todos los metan en el calabozo.

Pero se sospecha que venga la indulgencia y todo ilusionadamente quede impune.

Bendita isla.

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here