Crónicas de la Isla Azul

1.- SIMAPAG y su corrupción en el Manantial.

En la capital de la gran Isla Azul, el encargado de la operación de los pozos y suministro del agua, Jhony Sebastián Ávila, está “embarrado” en un posible tema de corrupción y tráfico de influencias, por un simple y sencillo drenaje.

Simple y sencillo que podría sumar varios miles de pesos, por supuesto.

Como presidente del consejo de lo que llaman SIMAPAG, Ávila permitió que el drenaje del fraccionamiento Manantial, pasara por debajo de varias casas particulares, lo que por supuesto, ha levantado quejas y denuncias contra el organismo operador del agua.

Un valiente vecino del fraccionamiento, ya no sólo demandó a la constructora, sino que exhibió la corrupción del Gato y su pandilla, pues decididamente clausuró el drenaje y dejó que las aguas sucias recorrieran las calles.

A ver si así tienen un poco de vergüenza las autoridades de Guanajuato.

El papá del secretario particular del presidente de SIMAPAG, Héctor Rodríguez, dueño también del canal 8, ha emprendido una serie de publicaciones contra la constructora, cuando en realidad quien ha cometido el ilícito es el funcionario municipal.

Pero como el hijo es empleado del presidente del consejo de SIMAPAG, el dueño de la televisora, decidió atacar a la constructora, en lugar de denunciar el evidente tema de corrupción que ha dejado un olor a mierda en la casi toda la zona sur de Guanajuato.

¿Cuándo regresa el virrey Navarro?

2.- La diputada Melanie no sabe nada

No lo va a creer, pero la representante de Silao en el parlamento nacional, léase la diputada panista, Melanie Murillo, ha tocado muchas puertas federales para atraer recursos a su ciudad y nadie le hace caso.

Como para justificar su incompetencia, le legisladora azul presume que en su esfuerzo por conseguir dinero, ha invitado al virrey del terruño, Tony Trejo, para presionar doble y conseguir algo.

Y ninguno de los dos pudieron. ¿Alguien podrá echarles una manita?

Las causas de su incapacidad pueden ser varias: Quizás es porque ambos no tienen relaciones federales o quizás porque no saben qué puertas tocar o quizás porque su ignorancia es tanta que definitivamente no saben gestionar.

Lo cierto es que Melanie no trajo a Silao ni un peso para infraestructura y el virrey anda más que preocupado, porque los dineros no le alcanzarán ni para los moches.

Serio asunto, pues.

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here