Crónicas de la Isla Azul

1.- El reino en llamas

En reino amaneció en llamas.
Hay todo un escándalo por la apremiante visita del gran patriarca, AMLO, a la gran isla azul del país.
A diferencia de otras islitas blanquiazules, muchos juran que Guanajuato marcará un precedente importante, pues adelantan que aquí NO habrá rechifla al rey Dondiego, ni mucho menos al gran patriarca.
Todos prometen comportarse a la altura de la gran simulación o el plan perfecto que opera muy bien en el terruño. Pero para escribir verdad, ninguno se confía del otro. De ambos reinos quieren dar la sorpresa.
Y es que, en cada isla azul que visita AMLO, el pueblo lanza rechifla a los monarcas de la zona, por su mal desempeño o baja popularidad, por lo que el gran patriarca tiene que entrar a calmar los ánimos y dar un mensaje de paz y perdón.

2.- Por suerte, el pueblo todavía le obedece.

Ante el actual escenario, la gente del rey ha movilizado a medio mundo para evitar este tipo de sorpresas, pero además, hicieron hasta lo posible para que la visita del gran patriarca se tornara más segura. Los resultados de ayer evidenciaron la señal.
Antes, la visita del gran patriarca era políticamente imposible. No sólo por los mensaje que le mandaron desde Villagrán, sino porque la misma población estaba molesta con él, ante la escases de gasolina, el cierre de guarderías, las limitaciones en el acceso a la salud y muchas otras cosas.
Hoy, los alabadores del AMLO juran que éste viene con las pilas bien puestas; con bastantes puntos a favor, sobre todo con el abastecimiento de la gasolina, el control de la inseguridad en la zona sur de la Isla y el futuro ofrecimiento microeconómico a la nobleza leonesa zapatera.
Una lindura completa.
Eso sí, se advierte que el gran patriarca ni es un rey mago, ni un santa con traje rojo, ni mucho menos. Es sólo un gobernante. Punto.

3.- El Control lo tiene el Virrey de Silao

Es un secreto a voces que el famoso observatorio ciudadano de Silao, encabezado por Juan Carlos Díaz, fue escogido o cabildeado por el propio virrey, Tony Trejo, quien vetó a varios empresarios locales para que ninguno de ellos encabezara el organismo.
Tony Trejo (TT) se decidió por un irapuatense, dueño de una escuela privada aquí en Silao, para que encabezara el famoso Observatorio, que tendrá la encomienda de revisar lo conveniente, pero sobre todo, no increpar a la autoridad, ni señalar nada de la monarquía local.
El observatorio está a modo, pues.
Aunque el eslogan de campaña de Tony Trejo fue trabajar por los silaoenses y darle la oportunidad a éstos, habrá que señalar que muchos empresarios de Silao no están tan contentos con las decisiones que ha tomado el virrey, en la isla de la gran apariencia.
Sume además que, en el caso del Consejo Coordinador Empresarial que han creado, también palomeó al empresario capitalino, Rafael Villagómez, muy conocido en Guanajuato y con algunos más de Silao, aunque todavía no echa raíz. Rafa ha sumado el apoyo de Trejo porque juntos quieren sacar adelante el Teleférico. Uno con los dineros y el otro con los moches, perdón, permisos.

4.- Implacable su intromisión en SAPAS

El virrey Tony Trejo, se decidió por foráneos que por silaoenses. Se decidió por empresarios de alto rango, que por emprendedores silaoenses que han impulsado la ciudad desde diferentes escalas económicas.
Para variar, el tema de la renovación del consejo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Silao (SAPAS) será otra cuchara donde también meterá mano. No sólo para escoger a los próximos consejeros, sino hasta para escoger a directivos, consentidos, jefes de departamento y demás recomendados azules.
Son las formas del virrey y sus compinches.

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here