Damián Alcázar, homenajeado en el GIFF: “sin cambio personal no hay cambio que valga”

GUANAJUATO, Gto.- Sin tener la intención de hacerlo, Damián Alcázar brindó una cátedra socioeconómica del país al relatar la historia de su vida y su relación con el cine, en un relato cuya moraleja sería que sin importar quien dirija las riendas del país o que proyecto de Nación haya, si la sociedad no deja atrás la corrupción, el agandalle, la discriminación y todos esos vicios que nos hacen mexicanos, el cambio jamás podrá ocurrir.
Al recordar el camino que lo ha llevado a ser un referente en la cinematografía nacional, el también político, aseguró que los recortes metódicos que se han aplicado bajo las políticas neoliberales implementadas en el país han afectado a la cultura, y terminaron por romper el tejido social, hecho que asegura actualmente se ve reflejado en la violencia que se sufre en todas partes de la República.
Y lo dijo como actor y como persona, mientras narraba el anecdotario de su carrera, que seguramente da para escribir libros, y con esa pasión contaminante que lo caracteriza, fue deslizando esos mensajes que lo hicieran uno de los “constituyentes” por Morena, en los que deja clara su convicción política, como una especie de mensaje subliminal activo que llega por sincero, y porque como a todos los apasionados, le sale de lo más profundo de su ser como una verdad en la que se debe poner la esperanza para lograr el beneficio de todos.
Primero lo primero
Para consolidar el ansiado proyecto, dijo, el siguiente presidente de México deberá tener como prioridades el campo; la paz social; la educación y la salud, y luego apostar a la cultura para el pueblo, como pasaba antaño, antes de Salinas de Gortari, quien, al llegar a la Presidencia de México, recortó los presupuestos para educación y cultura, y en su caso, acabó con aquellos cines que a su manera cultivaban a la sociedad y terminó con la distribución de cine mexicano y latinoamericano.
“Es una pena que no podemos ver ese cine extraordinario, y este asunto es político; económico; social; tenemos que revertir las cosas, tenemos que tener nuevamente salas en las que se pueda ver cine de calidad que es de todo el mundo porque es cultura humana, y no el “Hombre Araña” y el “Capitán América”.
Luego de haber sido reconocido con la Cruz de Plata por parte del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF por si siglas en inglés), y la Medalla de Plata que otorga la Filmoteca de la UNAM, durante una plática que parecía de “familia” como asegura se siente entre sus admiradores, hizo énfasis en que el cambio debe empezar desde uno mismo, y adelantó que su nueva película discurrirá sobre el tema, con el objetivo dio de ser referencial y educativa para la sociedad.
En este sentido, recordó que uno de sus maestros le enseñó que el cuerpo es la catedral del espíritu humano y por tanto hay que saber cuidarlo y procurarlo, describirse a uno mismo para poder también aportar a los demás, en su caso, con la actuación, utilizándola además como una herramienta para “darle voz” a los grupos minoritarios.
“En tu cuerpo en tu persona, tienes absolutamente todo, todo: imaginación; sensibilidad; percepción de la vida; sueños; objetivos; ansias de caminar el mundo, de conocer, y entonces descrubirte a ti mismo es como lo mejor que puede hacer el ser humano”.
Finalmente, ya en la sección de preguntas y respuestas entre éste y el publico que asistió al Teatro Principal a la conferencia enmarcada en las actividades del GIFF, pidió un voto de confianza para el gobierno Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró es el único luchador social “verdadero” del país, y remarcó que de no cumplir sus promesas se deberá entonces hacerles los reclamos necesarios.
Tras relatar los pormenores de sus 40 años de trayectoria, en la que se cuentan películas como en El crimen del padre Amaro”, Un mundo maravilloso, La ley de Herodes, El infierno, Satanás, Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian entro otras, el actor mexicano con más Premios Ariel en sus vitrinas, ocho en total, se despidió con ganas de seguir hablando, y enviando un saludo especial al guanajuatense Alonso Echánove, maestro de arte dramático en la Universidad de Guanajuato.

Noticias Guanajuato, GIFF

image_print

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here