‘Dan función de lucha libre’ turista y agente vial

 

GUANAJUATO, Gto.– Tras un forcejeo, un agente vial y un turista discutieron en la esquina de Juan Valle y Positos, en el centro de esta Capital.

El escándalo aglutinó a decenas de curiosos y, a consecuencia de ello, se generó un ‘cuello de botella’ durante cerca de 20 minutos, en medio de protestas por parte de automovilistas apresurados.

15 minutos antes del mediodía, una elemento de Tránsito Municipal llegó a retirar la placa delantera del vehículo que tripulaban un par de turistas, bajo el argumento de estacionarlo a mitad del arroyo vial y obstruir la circulación, a pesar de una doble fila en Juan Valle que supuestamente sería prohibida.

Sin embargo, la oficial solicitó el apoyo de un compañero ante la negativa de los dos jóvenes, procedentes de la Ciudad de México (CDMX).

En su defensa, el turista ofendido alegó que, en menos de un minuto, mientras dejaban unos documentos en las oficinas del Registro Público de la Propiedad, le exigieron suspender la marcha del coche de manera prepotente y grosera.

“Cuando ya nos íbamos, llegó la señorita y se puso enfrente quitar la placa”, dijo Jorge Lemus, de 25 años.

Al intentar reanudar el trayecto hacia el túnel que conduce a San Clemente, la agente se interpuso y, acto seguido, arribó su compañero para forcejear con el joven, quien aseguró sentir el deseo de golpear al elemento, sin embargo, reprimió la pulsión.

“Le estoy diciendo a la señorita que ya nos vamos, pero él llegó a empujarme y me agarró del cuello como si yo fuera un delincuente”, narró

“Tengo ganas de meterle una madriza, yo recibí la humillación por parte del oficial”, explotó.

“Son chingaderas que no los estén orientando y, en vez de eso, lo agredan”, gritó una integrante del colectivo “Guanajuato despertó”.

Luego del escándalo en vía pública, agentes de Seguridad Pública dialogaron con el turista para tranquilizarlo.

El agente vial señaló que se procedió a retirar la placa por la obstrucción del arroyo vial e indicó que el carro quedaría en garantía por desobedecer las indicaciones de la autoridad.

A unos metros del automóvil retenido, el oficial aceptó que intentó someter al foráneo, dado que su compañera corría peligro.

“Al momento que ella quiso quitar la placa, le avientan el carro y la empujan; entonces, llego yo y lo jaló y le empiezo a meter los brazos, nada más los brazos”, relató.

“Yo veo que ellos están alegando con ella y yo llego a quitarles la placa y, al monento de quitar la placa, llega el chavo, el güero, u me jalonea (…)”, agregó.

Al concentrarse una mayor cantidad de personas, la Policía Vial canceló la orden de remolcar el vehículo.