Diego Sinhué en Silao, Emilio Arellano en Guanajuato

0
738

1.-“Fichitas” sin oficio ni beneficio

Menos mal que el suspirante oficial al gobierno del estado, léase Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, está muy a tiempo para redireccionar las pilas en Silao y convencerse que sus “operadores” no le suman nada.

Reunidos ayer en el comité municipal del PAN, el ex secretario de Desarrollo Social y Humano, asistió a una sesión bastante triste y sin mucho que presumir, aunque le sirvió para darse cuenta que su gente no tiene el “power” en el terruño.

A la reunión asistieron poco más de 70 personas, varias de ellas de otro municipio, casi todos de la directiva del PAN y algunos colados con aires de participar en la política del terruño, pero sin mucho beneficio.

Le cuento.

El que estaba muy al frente, era su nuevo compadre, el diputado Guillermo Aguirre Fonseca. Lo único que se le recuerda al señor legislador en el escándalo que protagonizó en el Holiday Inn, pues se peleó con su compañero Juan Carlos Muñoz Márquez, tras echarse unas copas de vino. Ya le contaré en otra ocasión lo que hizo el “junior” en San Miguel de Allende. Ni lo va a creer.

2.- ¿Y si mejor se busca nuevos liderazgos?

También estaba ahí, aunque un poco escondido, es regidor Mario López Remus, quien hace su mayor esfuerzo en acarrear gente para el suspirante, pero nadie le sigue. Bueno, a excepción del delegado de Velarde, donde está su cabaña azul y quien le suma un par de gente de la zona, pero hasta ahí.

El que “reapareció” fue el ex alcalde, Juan Roberto Tovar, recordado en el terruño por sus nuevas fortunas, pero sobre todo, por cerrar la administración con el desgaste suficiente como para perder el control del municipio y dejárselo al PRI, léase Benjamín Solís Arzola.

Si esos son los gallos de Diego, más vale que busque mejor gallinas.

Un dato interesante que habrá que hacer notar la ausencia del alcalde, Juan Antonio Morales Maciel, porque a decir de los que saben, el hombre anda entretenido con otras cosas que sí son de su incumbencia.

Bueno, tampoco le suma mucho a Diego, pues el alcalde está en los últimos puntos de las preferencias electorales, pues 7 de cada 10 en Silao, le piden, le imploran y le exigen que, por favor, no se reelija.

Pero por si las dudas, mando a una de sus manos derechas: el regidor José Patlán, quien finalmente mueve algunos negocios políticos del presidente, pero no está del todo enrolado en la visión de Sinhué.

¿Querrá Diego hacer los ajustes convenientes en Silao? Yo creo que todavía está a tiempo.

3.- El Ayuntamiento de Guanajuato con fierros calientes

Bastante exhibido quedó el regidor independiente de Guanajuato, Emilio Arellano Roig, tras la discusión que protagonizó con activistas de Calderones, léase Eduardo Lachica, quien con documento en mano, le pidió ser transparente en el tema del Plan Municipal de Ordenamiento Ecológico y Territorial.

Por cierto, qué mal se vio su compañero de comisión, el síndico priista, Ramón Izaguirre, pues en medio de la bronca, se replegó a uno de los salones de adjunto a fin de evitar alguna confrontación con los manifestantes y dejó sólo a su compañero independiente.

Aunque es comprensible su actitud, pues si algo sabe hacer muy bien don Ramón, es alejarse de los escándalos que no le suman a la transparencia, sino al golpeteo político del que todos acusan al regidor, Carlos Ortiz, sin dar una pizca de prueba o evidencia.

Pero para ser transparentes, los activistas justo reclaman eso del tema y más vale que Emilio y Ramón dejen en claro cómo va el asunto, además de lo que publicó el Correo, donde advierten un “sospechosismo” de que éste último se involucró en la contratación de un despacho que finalmente contrataron para hacer la respectiva chamba del Plan Municipal.

4.- El destape del delegado de gobernación.

Este medio día, el delegado de gobernación, Javier Aguirre, anunciará su retiro de la Secretaría de Gobernación y, según cuentan, esperará las reglas de su partido para decidir si buscará la candidatura del PRI al Gobierno del Estado.

El delegado ha decidido dar el paso, por lo que habrá que esperar qué acciones hará para su nueva precampaña, por supuesto, luego de que salga o se emita la convocatoria respectiva en la dirigencia estatal.

Por lo pronto, el delegado estará acompañando a su compañero de partido, léase el senador Miguel Ángel Chico, al informe legislativo que dará el León a propósito de los destapes, perdón, de la rendición de cuentas al pueblo de Guanajuato.

La foto de ambos (Javier Aguirre y Miguel Ángel Chico), ya como suspirantes, marcará la unidad que, evidentemente, no puede concretar el senador Gerardo Sánchez, único prietito del arroz que perjudicará el PRI ayer, hoy y siempre.

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here