El Ayuntamiento de Silao, entre compromisos y oportunistas

1.- El cabildo de Toño Trejo

En la primera posición aparece su amigo, José David Tovar Jasso, un abogado que mantiene un liderazgo importante en el Partido Acción Nacional (PAN) y que por muchos años espero pacientemente el espacio.

En el segundo lugar se ubica la leonesa, Maricela Rodríguez Barajas, cuyo mérito es ser la nueva esposa del diputado panista, Guillermo Aguirre Fonseca. Los panistas no quieren a la nueva regidora ni en pintura.

En el tercer sitio está el nada entrañable ex alcalde, Jorge Galván Gutiérrez, quien perdió en su última participación y quien por poco arruina la fiesta azul, todo por el afán de mantenerse en la nómina oficial.

La panista Marcela Patricia Hinojosa, es otra imposición del panismo que poco ayudaría al presidente electo en el reto de sacar del hoyo al municipio de Silao, aunque para ser sinceros, su voto será indispensable.

Al Ayuntamiento de Silao, llegará también el priista José Cruz Rangel Pérez, mano derecha del ex candidato priista, Rogelio Santoyo y principal activista del partido que muere poco a poco. También entrará la priista, Diana del Rosario Paco, mujer que por fin le hizo justicia la revolución.

Del partido verde llegará María de la Luz Ibarra, cuya militancia y trabajo por la ecología es más que una broma de mal gusto. El mérito es que su familia tiene la solvencia como para “pelear” por una regiduría.

De Morena, llegará el principal operador de Carlos García Villaseñor, léase Miguel Angel González Bravo, ex panista y ex secretario del ayuntamiento en el periodo del fraude millonario de la basura que a la fecha pagamos todos.

Llega también Virginia Chacón, cuyo compromiso es también del perdedor de Morena, García Villaseñor, así como José Luis Araujo Villalobos, cuyo mérito todavía está por analizarse entre los derrotados miembros del partido de AMLO.

2.- Las decisiones de Edgar Castro

Leer que durante 30 años, los habitantes de al menos 7 comunidades de Guanajuato, esperaron pacientemente la realización de un puente vehicular para cruzar un río, es sin duda, una buena noticia.

Lo lamentable es que pase tanto tiempo para que un gobierno municipal decidiera invertir unos 14 millones de pesos en la zona, pese a no ser una de las obras más rentables electoralmente.

Una decisión digna de comentar, sin duda.

Invertir en obras necesarias y olvidadas por años, ha caracterizado al presidente de Guanajuato capital, Edgar Castro Cerrillo, además de considerar decisiones trascendentales que otras administraciones omitieron.

Por ejemplo, el edil decidió ordenar el centro histórico plagado de mesas y ambulantes. Resolvió las finanzas municipales y pagó la mega deuda que por ISR se debía a la Secretaría de Hacienda. Una determinación que muchos Presidentes Municipales pospusieron por años.

Edgar Castro también decidió invertir el 50 por ciento del presupuesto municipal a las comunidades rurales; cambió todo el jardín donde florecen las momias, léase panteón Santa Paula y exigió al gobernador del estado concretar un circuito exterior para conectar la zona sur con las teresas.

Hace unos meses, desconectó a las cableras que no pagaban sus impuestos municipales, tras las revelaciones periodísticas. El Presidente ha pedido también una auditoría integral a su propia administración y ha dejado pendiente el estacionamiento, no por él, sino por los diputados que siguen en el análisis de la propuesta.

image_print

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here