El Ayuntamiento de Silao y su indolencia

1.- Nunca se bajaron el sueldo porque ni vergüenza tienen

Hay que ser muy ignorante en la política para errar dos veces.

Eso le ha pasado al profesor, Juan Antonio Morales Maciel, actual presidente panista de Silao, quien a propósito de tomar la protesta a un club de migrantes en Estados Unidos, decidió gastarse unos miles de pesos del erario público, en la nada notable ciudad de Las Vegas.

El colmo es que no fue solo. Invitó a su regidor mano derecha, el panista José Patlán, además de otros regidores como el ecologista, Rafael Álvarez Ramírez y las regidoras Aurora Millán Silva y Cristal del Rosario Ávila López también del PAN, además de Teresa Virginia Linares Domínguez del PRI.

El viaje fue para dar fe y constancia del Club de Migrantes Nevada, originarios de Bajío de Bonillas y cuyo presidente es Ponciano López Bonilla, además de Amado Gómez Balderas como Vicepresidente, Rosalba Caudillo Torres como Secretaria, Patricia Cervantes Solís como Tesorera y Oscar Gómez Balderas como Vocal.

El profesor Maciel fue duramente criticado por un viaje que hizo hace poco más de un año (junio de 2017) en medio de una ola de violencia que azotaba al municipio. Y en esta ocasión, lo hace en la misma condición, cuando el municipio se ubica en los primeros lugares de violencia y homicidios.

Además, los señores regidores del Ayuntamiento, quienes por cierto alistan varios millones de pesos para su finiquito de despedida, decidieron acompañar al edil para cenar en un restaurante de Las Vegas, Estados Unidos y atestiguar la instalación de un comité.

No bastó que fuera un representante del municipio. Por supuesto que no. Se fueron los 6 integrantes del Ayuntamiento, cuyos gastos no fueron de su bolsa, por supuesto, sino del erario público. Habrá que pedir cuentas porque no es rentable pagar viaje de tantos a cambio de ningún beneficio directo para el municipio.

Más descaro, imposible.

2.- Ratifican triunfo de Toño Trejo

Los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Guanajuato, resolvieron la elección de Silao y anularon varios votos tanto del PAN, MORENA, PVEM y PRI. No obstante, mantuvieron el triunfo a favor del panista, Toño Trejo.
Anote usted las casillas anuladas.

Una ubicada en Sopeña donde ganó Morena, otra ubicada en La Palma, donde ganó Morena, otra más de la colonia Independencia donde también ganó Morena y otras ubicadas en comunidades donde, para variar, Morena mantenía ventaja.

El asunto es que Morena fue quien impugnó las casillas.

A los “morenos” les restaron 448 votos, 141 votos menos que al PAN, mientras que el PVEM les anularon 365 votos, 104 más que al PRI.

No hay razones para explicar cómo los abogados de Morena decidieron impugnar casillas donde les resultaba mayor ventaja. Tampoco se entiende muy bien su estrategia de litigio, pues finalmente Toño Trejo les ganó la elección por 6 mil 500 votos.

Sin duda, el joven comunicador se llevó la elección por varios lados. Le ganó a su ex jefe, el profesor Maciel porque éste apoyo al PRI y Morena. Le ganó a Morena, la marca de moda. Le ganó al PRI cuyo candidato fue muy competitivo, Rogelio Santoyo y hasta le aventajó en gran manera a Pita Corral del PVEM.

En otras palabras. Toño le ganó a su propio partido en el poder, al PRI, a Morena y al PVEM.

Con esos resultados, mayor peso para el próximo alcalde de Silao, quien no tendrá justificación para dar resultados en sus primeros 100 días de gobierno. Basta esperar cuánto le dejan en la bolsa municipal.

image_print
Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here