El PRI cambia de actitud

0
143

1..- ¿No habrá simulación?

La delegada del CEN del PRI en Guanajuato, Graciela Ortiz González, ha llegado con bastante respaldo desde la dirigencia nacional, pero también de los liderazgos locales, a quienes les ha pedido trabajar en serio por la marca.

La directiva estatal de Santiago García dejó caer al PRI de manera preocupante, cuando perdió bastantes alcaldías y diputaciones en el 2015, ante la transa de las supuestas encuestas y los supuestos candidatos punteros.

Ese desánimo parece disminuir ante el nuevo carácter de la delegada

La también Senadora se presentó ayer ante los reporteros de la fuente y dejó muy en claro que, primero debe existir orden en el partidazo, antes que cualquier interés personal o de grupo político.

Y si ella consideró el orden, quizás notó una ausencia de disciplina partidaria en todos ellos que, evidentemente hace falta.

2.- La estrategia con el PRD

Pero la disciplina partidaria se logrará cuando existan acuerdos de los grupos políticos que coincidan en mejorar el nivel de la marca, es decir, donde todos participen y sumen para ganar votos.

Sin duda, una difícil tarea para el PRI de Guanajuato.

Los números del tricolor requieren de un esfuerzo estratégico que permita retener el proyecto político nacional. Los priistas del terruño saben que su mayor enemigo, resultan ser ellos mismos, pero estos tiempos, su partido les demanda.

Actualmente y de acuerdo a los sondeos nacionales, la preferencia electoral beneficia al blanquiazul, pero no con suficientes puntos para confiarse. El PAN está a un punto de diferencia con Morena, según Mitofsky, y a 4.9 del PRI.

Mucho se beneficiará aquel partido que sume a los menores.

Graciela Ortiz, considera que su partido podría dar esa sorpresa, con una buena batalla en la contienda del 2018, bajo la modalidad de la unidad sin simulación y la suma verdadera de los priistas de hueso colorado.

Pero además, dejó ver que, si hubiera alianza para el 2018, ésta tendría que ser con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuyos puntos podrían mostrar una tendencia como para definir quién gobernaría la nación.

Ciertamente, esta decisión podría dividir de manera fatal al PRD, sobre todo porque habrá militantes y simpatizantes que decidan inclinarse a la balanza del PAN, otros arroparse en las siglas del PRI y varios más se perderían en los bajos puntos de los mini partidos.

La amenaza más preocupante para el PAN y PRI es que los decepcionados del PRD, se sumen a las filas de Morena.

3.- El PRI sube en las preferencias

Lo cierto es que, en el PRI y, sobre todo, en el de Guanajuato, el ánimo ha cambiado.

Y es que, además, nadie puede echar de menos que el tricolor, en el último trienio, sus puntos fueron elevados de 11 a 14.1 por ciento en sus preferencias electorales, mientras el PAN, disminuyó un 1.1 por ciento.

El único partido que ha crecido de manera favorable es Morena, quien en febrero de 2017, sumaba los 16.2 por ciento de las preferencias electorales y ahora, en junio, se ubicó con 19.5 puntos porcentuales.

Los partidos tienen hasta noviembre para definir con quién se unen o a quién suman.

Será determinante, sin duda.

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here