El Primer Cabildo

0
37

Nota inicial, según la RAE, Cabildo es el recinto donde sesionan los ediles, la corporación municipal de un ayuntamiento es un Cabildo. También es el cuerpo colegiado de la comunidad eclesiástica de una catedral. Finalmente, el cabildo es un sitio donde un cuerpo colegiado se unifica para tomar decisiones. Este artículo tiene que ver con el recuerdo del primer sitio que se integró para formar el primer ayuntamiento mexicano según las operaciones edilicias gubernamentales de una España monarquista del siglo XVI.

Veracruz es un puerto que se halla en un estado oriental de la República Mexicana y es un municipio del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, tiene poco más de 500 mil habitantes según el INEGI (2015); cuatro veces decretada como ciudad heroica por haber resistido la entrada de invasiones extranjeras. Es el principal puerto mexicano que se abre a la Cuenca Oceánica del Golfo de México, al mar de las Antillas, a la República de Cuba, Dominicana, Haití, Jamaica; al Caribe, Puerto Rico e Islas Vírgenes, a las penínsulas de la Florida y del Yucatán, al archipiélago de las Bahamas; al Océano Atlántico. Es conocido como puerto de altura y calaje, está a unos 90 kilómetros de la capital del Estado, Xalapa-Enríquez (ciudad de las flores o la Atenas veracruzana) y a unos 400 kilómetros de la ciudad de México (Valle de México). Esta Cuenca Oceánica fue explorada por primera ocasión en 1497, por el navegante florentino Amerigo Vespucci (naturalizado en 1505 y en castellano Américo Vespucio) bajo la Corona de Castilla.

Frente al puerto de Veracruz se divisa Isla Pájaros (la más grande de las islas chicas: Verde, Cancuncito, y de Sacrificios), una pequeña isla que hoy es un sitio pintoresco y turístico ya que sirve de mirador de buceo hacia las hermosas aguas cristalinas de las Antillas; y el eje angular del Puerto: San Juan de Ulúa, un cuerpo insular muy cercano al continente y comunicado por un puente estrecho, cuyas exploraciones y fundaciones fueron por el capitán Juan de Grijalva en 1518 (de éste el nombre del Islote).

El Fuerte de San Juan de Ulúa es una edificación militar, planificada por Hernán Cortés para proteger la zona de posibles ataques de piratas, bucaneros y corsarios; además de ser un sitio natural para fondear las aguas marinas de la altura del Puerto, de allí que la capitanía y zona portuaria está próximo al Fuerte. Su fantástica construcción amurallada con dos torres, un patio central y armería es de 1535 y por más de 150 años fue la cárcel más temida de México la cual dio alojamiento político a muchos mexicanos entre ellos a Benito Juárez García por órdenes de Antonio López de Santana, Agustín de Iturbide, los hermanos Flores Magón, Francisco Javier Clavijero, Porfirio Díaz, Melchor Ocampo, entre otros; incluso Maximiliano y Carlota se alojaron en este fuerte antes de llegar a la ciudad de México, a su arribo por ocasión primera a tierras mexicanas (Segundo Imperio). Hoy es un Museo en manos del INAH y otra parte del edificio es de la Armada de México.

Uno de los cuatro decretos gubernativos se debió por haber sido dignísima fortaleza que sirvió como defensa ante los desembarcos norteamericanos que intentaron adentrarse al territorio mexicano en 1914. El otro decreto fue debido a la otra intención estadounidense también en 1847, así como el de 1838, ataque de los franceses en la ‘Guerra de los Pasteles’, y el de 1825, rendición de las últimas tropas españolas. San Juan de Ulúa ha sido la piedra angular del puerto mexicano más importante del Golfo, maravilloso amurallamiento como retén portuario, prisión de la Inquisición del Santo Oficio, sede por algunos días del Ejecutivo Federal del gobierno de Venustiano Carranza (1915), Museo (1962)  y base de la Armada mexicana (Gallegos, 2010).

Hernán Cortés tuvo contacto con los primeros pobladores mexicanos del imperio Mexica en 1518; en 1521, después de dos años de enconados intentos bélicos, políticos y conspiratorios, en la que participaron pueblos indígenas que habían sido avasallados por las huestes militares de Cortés y también en su momento por los conflictos territoriales de los mexicas, cae la Gran Tenochtitlán en poder de los conquistadores.

La Conquista mexicana, es de los conflictos bélicos que la historia mundial recoge como aguerrida, compleja, y sobre todo sanguinaria; Bernal Díaz del Castillo (1498-1584), uno de los conquistadores y gobernador de Guatemala, destaca en su obra “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España” (siglo XVI), describe de cómo se participó en las campañas y bélicas intervenciones militares y de cómo se sometían a los pueblos indígenas; así como la “Historia general de las Indias” de Francisco López de Gómara (1511-1566), cronista de la Conquista y, quien por cierto, nunca piso tierras americanas ni salió de España, empero a su brillante obra.

Además de las “Cartas de Relación” que escribía el propio Cortés a Carlos I (Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico) de España sobre sus propias vivencias y experiencias del proceso de su llegada a tierras mesoamericanas, la Conquista y de las vicisitudes de cómo llegó al Valle de México; es que hoy sabemos y conocemos la realidad del inicio del Virreinato de la Nueva España.

Después de varias expediciones salidas de Cuba y de varios capitanes, el gobernador de Cuba, Diego de Velázquez ordenó a Hernán Cortés que hiciera la tercera expedición para explorar tierras arriba, sobre el litoral del Golfo desde Tabasco para internarse y buscar la mejor manera de llegar a la capital del imperio Mexica y del que le habían ya comentado de su existencia. En el trayecto fundó la Villa Rica de la Vera Cruz, a unos 70 kilómetros del actual puerto ya que la región curva, topográfica y estratégicamente facilitaba los desembarcos de tropas, caballos y tripulación para incorporarse a la selva, ríos y así llegar a la Gran Tenochtitlán, para conquistarla. Cortés entiende que el reto del proceso de conquista está justamente en el sometimiento de la capital del Imperio Mexica y que los aztecas no eran fáciles de dominar, su tradición y entrenamiento bélico la había hecho ser sede del imperio y los pueblos aledaños y otros señoríos serían subordinaciones del imperio del Valle de México.

Algunos historiadores coinciden que desde fines del siglo XV ya se veían algunas decadencias en los pueblos del altiplano mexicano y que ello sería decididamente una debilidad para que Cortés le fuera más asequible el proceso de conquista en nombre de la Corona de España. De no haber sido así, muy posiblemente habría sido un fracaso la conquista y España no habría tenido las tierras del Nuevo Mundo que Cristóbal Colón había soñado.

Precisamente en julio de 1519, Cortés eligió el cabildo en la ciudad de la Villa Rica de la Vera Cruz, con base en la Ley española. De hecho, el 10 de julio de ese año, Hernán Cortés firma la primera carta de relación en el que informa al rey de España de la fundación del cabildo en la Villa Rica; en esta misma carta, se describe las expediciones de Francisco Hernández de Córdoba y de Juan de Grijalva, como antecedentes de las de Cortés y cuáles fueron los hechos ocurridos en Cuba, la batalla de Centla y el arribo al Fuerte de San Juan de Ulúa.

Las “Cartas de Relación” son cinco y la tercera relata la fundación del segundo cabildo de Cortés, en esta ocasión en la ciudad de México, a la caída del Imperio, el de Coyoacán (1522).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here