El último negocio de Márquez

0
102

1.- ¿Es pecado hace transacciones en Semana Santa?

En plena Semana Santa, el gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez, decidió publicar su decisión de otorgar la concesión del libramiento carretero, Silao-León-Guanajuato, por 30 años a la empresa Grupo México.

El Mandatario jura que todo está en orden, que lo  hizo bajo los altos estándares de calidad, bajo las normas que le permiten hacer sus negocios en medio de la sombra de la opacidad y sin la mínima intensión de informar. Además, su contralora palera, Isabel Tinoco, siempre estuvo al tanto de todo.

Ni ella, ni él dijeron nada. Para qué si todo está bien, dijero.

Es evidente que Márquez está obsesionado en dejar la infraestructura que tanto necesita Guanajuato y, gracias a unos sabios, emprendedores y visionarios empresarios, atinadamente pensaron en beneficio de los ciudadanos y Miguel no tuvo más remedio que darles una concesión.

Siempre tan generoso nuestro gobernador.

Así que, Grupo México, conociendo el tierno corazón del Mandatario, realizó los estudios necesarios y, en medio de tanta pasión que tienen por el estado, los señores gobernantes del terruño les otorgaron un negocio, el último quizás de Márquez, cuyo objetivo es que se encarguen del libramiento y lo tengan en sus activos durante los siguientes treinta años. Así Márquez dormirá más tranquilo, sin tener que pensar en el mantenimiento de la carretera.

¿Le habrá consultado a Dios, perdón, con Diego?

2.- Un familia con mucha suerte

La regidora perredista en el Ayuntamiento de Guanajuato, Silvia Rocha, sí que ha capitalizado sus relaciones pública y ha conseguido el suficiente capital para que la televisora de su esposo, TV 8, tenga varios millones de pesos a su favor.

Bueno, en realidad, las buenas relaciones del dueño de canal 8, Jorge Medrano, tiene antecedentes con administraciones priistas, desde el nada entrañable, Nicéforo Guerrero, hasta el actual edil.

Medrano ha conseguido varios millones de pesos del erario público y hoy está bajo la sospecha de estar favorecido con propósitos que, para ser sinceros, sólo el sabe y no creo que sea tan honesto para decirlo.

No se le da, pues.

¿Habrá alguien que quiera explicar tanto derroche?

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here