En tiempo real

0
3

Es la manera de definir el reto que tienen los medios de comunicación para mantener la atención de los usuarios y lograr los efectos deseados de audiencia.

Ya no tiene sentido analizar el impacto que tienen medios de comunicación que llegan veinticuatro horas después de los hechos a sus seguidores, como no sea para efectos de registros históricos, testimoniales o simplemente melancólicos. La velocidad que los medios requieren para “estar presentes” en el curso de los acontecimientos, solo transmitiendo en una poderosa combinación de tecnologías de información y tecnologías de comunicación y si el medio es impreso llegará para los efectos históricos que su seguidor tenga en ese momento. 

Ya hemos visto como prestigiados medios de comunicación impresos del mundo han terminado sus ciclos de vida y las rotativas han pasado a tener otras finalidades, con una clara visión prospectiva han dejado para otra época sus mejores momentos de primeras planas, de reportajes e investigaciones periodísticas, inclusive del reconocimiento a la creación fotográfica, desde luego que no deja de ser actual escribir, hoy más que nunca es oportuna la fotografía y nada sustituye la grabación de los hechos en tiempo real. 

Pero la supervivencia de los medios del siglo XXI está en la inteligente combinación de las tecnologías. Entonces no es de extrañar que estén pasando los medios de comunicación “tradicionales” por transformaciones obligadas por la innovación que implica el desarrollo de las redes sociales, la velocidad de cambios en las tecnologías y una sociedad de usuarios cada vez más exigentes.

Se está configurando como un indicador de la generación Millennials el saber combinar las tecnologías y provocar efectos no previsibles en las reacciones de los usuarios de las redes y de los medios.

Los medios impresos que logren esta combinación y no perder su perfil distintivo, es decir, su diferencia específica, como dijera M. Porter estarán alargando su vida institucional. La radio digital parece haber encontrado con mayor velocidad la hibridación de tecnologías pero las televisoras están ante el reto más importante desde que nació el medio en la historia de la humanidad. Renovarse o morir.

Se están inventando nuevas metodologías que revelen la preferencia de los usuarios, el rating requiere de nuevos contenidos y la posibilidad de combinar con los seguidores en las redes sociales. Los nuevos canales en redes sociales están sustituyendo radicalmente a los contenidos de las televisoras, los oficios de presentadores en horarios estelares perdieron sentido, los programas ícono de las televisoras dejaron de tener sentido y la búsqueda urgente de las empresas por tener productos televisivos que regresen a la teleaudiencia les representa inversiones que saben que deberán evaluar en tramos muy cortos de operación, este es un elemento del contexto que está cambiando todo en las horas de transmisión de las televisoras de señal abierta. Es decir, se terminó el imperio de las “grandes televisoras” y su reencuentro con las generaciones jóvenes está por verse. 

Sin lugar a dudas que en los retos de tiempo real se agregan los retos de contenido, tanto en los canales televisivos como en las redes sociales, con la diferencia que en el primer caso los contenidos los aportan los productores, los creativos, los directores, en el segundo caso los contenidos los ponen los usuarios. 

Las opciones para conectar con un canal de televisión se han exponenciado y su combinación con redes sociales hace que el exponente se atomice, para efectos de los usuarios son una opción momentánea, sin importar el costo, para la televisora representa un riesgo financiero de muy corto plazo. Así que la evolución de los medios tradicionales estará condicionado a la creatividad y oportunidad de los contenidos en las redes sociales.

Claro ahora los medios tendrán la posibilidad de estar en tiempo real y ser parte actuante de los acontecimientos, si están en tiempo real tendrán la posibilidad de ser emisor y medio a la vez, aquí está parte de sus nuevas configuraciones. 

Empezará a ser normal, que un dron esté transmitiendo en tiempo real a través de un canal televisivo y un canal o varios de redes sociales, será interactivo con los acontecimientos que llaman su atención y también será interactivo con quienes no están en el lugar de los acontecimientos solo por hacer posible que se encuentren en tiempo real.


Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato 

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here