Evitan depredación vegetal en el parque Florencio Antillón

 

GUANAJUATO, Gto.– En coordinación con el colectivo Guanajuato Despertó y académicos de la Universidad de Guanajuato (UG), el Consejo Ecologista Guanajuatense continuará con las labores de rescate ecológico en el parque Florencio Antillón…

Y buscará se sume el Ayuntamiento en pleno.

Tras la desaparición de aproximadamente 20 mil azucenas y la agonía de cientos de ejemplares vegetales pequeños, las organizaciones civiles emprendieron una cruzada contra la depredación de este parque decimonónico, cuyas especies más vetustas y enormes datan de 1892 (dos araucarias de aproximadamente 40 metros de altura, un regalo chileno del siglo XIX).

A nombre del Consejo Ecologista, Enrique Avilés conminó al Gobierno Municipal a concretar la contratación de más jardineros para preservar el “corredor arbóreo” que va de la presa de San Renovato hasta el jardín Embajadoras.

El último sábado de febrero, las dos organizaciones capitalinas iniciaron una campaña fitosanitaria para ampliar los arriates —excavación al pie de los árboles para que éstos puedan absorber más agua—, combatir las plagas de muérdago y paxtle, y salvar plantas pequeñas —ubicadas junto a los muros del parque Antillón—.

En su calidad de presidente, Avilés mencionó que tanto el Consejo Ecologista como Guanajuato Despertó invitarán al Municipio a formalizar su adhesión a los trabajos cuyo principal objetivo será dignificar, en el sentido estrictamente ecológico y la dimensión histórica, un espacio público con más de un siglo de vida e icono de la belleza natural santafesina.

Asimismo, los colectivos emanados de la sociedad civil criticaron que la Administración anterior haya dilapidado 35 millones de pesos —distribuidos en tres etapas o tandas— en una obra que puso en riesgo el verdor más antiguo de la Capital.

Francisco Mendoza, un experto en fitosanidad, y alumnos de la Facultad de Química de la UG, han trabajado en la tarea de elaborar un padrón de ejemplares sanos y en riesgo de sufrir enfermedades, y de árboles que desaparecieron durante la ejecución de la obra de restauración del parque.

El Consejo Ecológico invitó a la sociedad capitalina a unir voluntades para conservar en condiciones óptimas un sitio histórico y rico en especies vegetales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *