Exhibe el Iconográfico los “rostros y rastros” de Dean Gazeley

GUANAJUATO, Gto. – Con piezas que retratan a sus modelos en apenas unas cuantas pinceladas, o que de plano recrean al personaje como si se estuviera viéndolo en vivo, Dean Gazeley, pintor canadiense afincado en Guanajuato desde hace 22 años, se despide de la ciudad en la que de manera autodidacta ha desarrollado y madurado su arte.
Y es que con “Rastros y rostros”, exposición inaugurada este viernes en el Museo Iconográfico, Dean cierra un ciclo que inició en la Emily Carr University of Art, ubica en la isla de Vancouver, lugar del que procede y en donde inició sus estudios de arte, consolidando así una carrera artística que le valió el reconocimiento de artistas locales como el maestro Jesús Gallardo.
En la exposición, una muestra de “retratos que son rostros que son rastros”, como señala Carlos Ulises Mata, el autor recrea los “afectos” que imprimen sus modelos en la memoria visual que le ha provocado vivir en nuestro país, y sobre todo en la ciudad capital del estado.
Sus pinturas muestran igual a personajes reconocidos que aquellos “héroes sin capa” que recorren la ciudad para limpiar callejones, desde “Eugenio Trueba” reconocido maestro y jurista capitalino, hasta “Don Ernesto”, quien se encarga de limpiar los callejones aledaños al Museo que ahora presenta esta exposición, sus retratos son un reflejo fiel de lo interesante que puede ser cualquier persona al ojo del artista que ve más allá, en lo profundo del alma, en el espíritu de cada ser.


En la exhibición también se pueden apreciar a varias mujeres mexicanas, una de ellas repetida y representada en una serie que va de los simples trazos para mostrar su mirada infinita, y a la cual va desnudando para llegar finalmente a piezas más figurativas como “Ofrenda” o “Descalza”, en donde la muestra cubierta con ropajes que a su vez cuentan otra historia aparte de la que cuenta la modelo en su expresión, en su postura, en su color de piel.
Como lo señaló el académico capitalino, la capacidad para irse despojando de los trazos y llegar a la concisión de su arte le ha costado al canadiense 25 años, y aunque este proceso pareciera simple y natural, fueron la disciplina y la “obsesión” por estudiar a los grandes maestros, los que dan como resultado esta muestra en la que convergen de igual manera el naturalismo y abstracción, figurativismo y tradición, todo ello en apenas unos cuantos cuadros que representan una de las vertientes de su trabajo.
La exhibición podrá ser apreciada durante todo el mes de agosto en las instalaciones del Museo Iconográfico del Quijote, ubicado en la calle Manuel Doblado #1, en la zona centro de la capital del estado.

Noticias Guanajuato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here