Fue un acto “aparentemente deliberado”.- Síndico de Guanajuato

0
77

GUANAJUATO, Gto.– Categóricamente, el alcalde capitalino Edgar Castro reprochó el atentado contra Gilberto Israel Navarro reportero del diario a.m.

De cara a los medios de comunicación, corroboró que el empleado municipal involucrado “fue cesado de manera inmediata”.

“Inmediatamente, giré las instrucciones para que se diera de baja a este funcionario, por los hechos que ya se han venido mencionando”, dijo el Alcalde.

Por su parte, el síndico priísta Ramón Izaguirre señaló que la manera de interactuar con los medios de comunicación no es aventándoles el carro.

En base a las noticias que ya se reprodujeron en diversos medios, el Síndico señaló que no se trató de un accidente, sino de “algo aparentemente deliberado”.

“Me parece gravísimo que un empleado municipal atente de esta manera contra cualquier persona y, en este caso, contra un reportero que está cumpliendo con su función, la función de informar”, expresó.

Vía telefónica, la víctima del incidente —que adquirió la connotación de atentado contra la libre expresión— dijo no poder hablar en estos momentos.

De acuerdo con información difundida en redes digitales y en la versión digital del diario a.m., el también hijo del empresario televisivo Jorge Alberto Medrano embistió al reportero Gilberto Israel Navarro en la zona de San Javier, entre las 2:00 y las 3:00 de la tarde del martes 7 de marzo, es decir, en horario laboral.

A través de un comunicado de última hora, el Gobierno local informó la noche del mismo martes que se tomó la decisión de cesar al empleado municipal Jorge Alberto Rodríguez, hijo de la regidora perredista Silvia Rocha y acusado de arrollar a un reportero en San Javier.

“No se tolerará ningún tipo de violencia contra persona alguna, mucho menos de parte de los servidores públicos, cuya labor es por y para la ciudadanía”, emitió la Administración Municipal.

“Lo ocurrido va en contra de la política de apertura que ha venido desarrollando el Gobierno del cual soy titular”, refrendó el Presidente Municipal la mañana de este miércoles 9.

El joven acusado de agresión en contra del reportero laboraba en el área de Desarrollo Económico y apenas hace una semana protagonizó otro escándalo en la vía pública, en agravio de un comerciante de esta Capital.

A una semana de la publicación de una nota informativa sobre el altercado que hizo a Jorge Alberto Rodríguez objeto de innumerables críticas, se registró este otro acto calificado de reprobable (el atropellamiento) e inmediatamente tuvo repercusiones, entre éstas el despido inmediato.

En relación a lo ocurrido la semana anterior, Edgar Castro aseguró que “tendrán que seguirse todos los cauces legales correspondientes, independientemente de que (el implicado) ya no forme parte de la Administración”.

El Primer Edil de la Capital manifestó que es facultad de la Contraloría, la Oficialía Mayor y el área de Recursos Humanos abrir un proceso para determinar una sanción”.

Ramón Izaguirre exhortó a revisar los actos administrativos que se han emprendido contra el hijo de la regidora, si es que los hubo después del pleito con un comerciante en la avenida Juárez (hecho noticioso difundido por el reportero agredido).

En atención al acto cometido contra la libertad de expresión, el Gobierno de la Capital determinó separar del cargo al indiciado, lo cual ya ha sido ratificado de viva voz por el Alcalde.

“La Administración Municipal informa que se han girado las instrucciones correspondientes para que el servidor público, que colaboraba en la dirección de Desarrollo Económico, sea cesado de sus funciones, de acuerdo con la legislación actual, fundamentada en la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos al Servicio del Estado y de los Municipios”, fundamentó el Gobierno capitalino.

Conforme a lo que ha quedado asentado en la denuncia número 23764/2017 —interpuesta por el agraviado ante la Agencia local del Ministerio Público—, el ex servidor público embistió al blanco de su presunto ataque en la zona de San Javier, entre las 2:00 y las 3:00 de la tarde.

A manera de corolario, la Administración local también se pronunció a favor de la libre expresión:

“Esta Administración ha manifestado en todo momento su respeto pleno a la libertad de expresión y al ejercicio del periodismo, pero también ha sido siempre defensora del máximo bien jurídico, que es la integridad de las personas”.

El síndico Izaguirre indicó que el suceso amerita una disculpa pública y no sólo dirigida al reportero agredido y su medio, sino a todo el gremio periodístico, para que no se reproduzcan prácticas similares a las ya registradas en Veracruz u otros lugares de la República donde la intolerancia en grado mayor se ha hecho palpable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here