Funicular no cumple con certificaciones para operar: Observatorio Ciudadano

0
6

GUANAJUATO.- El Observatorio Ciudadano de Guanajuato (OCGTO) calificó como “temeraria e irresponsable” la decisión del Ayuntamiento de la Capital, de reabrir el “Funicular”, pues no cumple los mínimos estándares internacionales de seguridad.

En una postura difundida a través de redes sociales, el Cabildo aseguró que se trata de un “Malacate” y no un “Funicular”, el que pone en riesgo latente la vida de sus usuarios. Fue reabierto el 18 de abril pasado, tras permanecer 10 meses fuera de servicio.

Captura de pantalla 2016-05-15 a la(s) 23.01.33

OCGTO describe: 

POSICIÓN DEL OCGTO FRENTE A LA REAPERTURA DEL SERVICIO DEL “FUNICULAR” AL PÍPILA, EN GUANAJUATO CAPITAL

El servicio de transporte por cable entre el callejón de la Constancia y el Pípila, indebidamente denominado “Funicular”, se reanudó sin que el Ayuntamiento y la empresa GOPAK, respeten las certificaciones de seguridad internacional, requeridos para ello.

El equivalente de la autorización que se le obsequió a la empresa GOPAK, para volver a operar, encuentra su símil, en un permiso que permita tras transportar pasajeros en camiones de tolva, en lugar de que se haga en autobuses de pasajeros.

Los hechos son los siguientes:

  • El sistema que opera las góndolas de pasajeros no corresponde a un medio de transporte por cable, que pueda ser calificado como “Funicular”.
  • Se trata de un MALACATE (cabrestante electrohidráulico), comprado en ZITRON, una empresa española especializada en equipos mineros, pero que no cuenta con las certificaciones internacionales exigidas por el artículo 53 de la Ley de Meteorología y Normalización.
  • La diferencia entre un malacate y un funicular consiste en los sistemas de seguridad, que permiten acosar la posibilidad de accidentes a la mínima expresión, y que constata a través de certificaciones internacionales.
  • El costo de los sistemas de seguridad y de los trabajos de inspección, certificaciones de seguridad, y mantenimiento rutinarios, se convierte en el contraste principal entre ambos equipos.
  • En el caso del transporte falsamente denominado “Funicular”, no se cuenta con las certificaciones internacionales, como las de la Organización Internacional de Transporte por Cable (OITAF www.oitaf.org), o de la American National Standards Institute (ANSI) de seguridad de funiculares B77.2-2014 y 2013*.

Del grave accidente ocurrido el 20 de junio de 2015, el propio Dictamen de Reapertura consigna que la empresa GOPAK, vena operando en condiciones críticas: “El factor de seguridad de frenado era tan bajo, que asumido una distribución normal en la resistencia del materia, existía una probabilidad del 50% de que fallara en cualquier momento” (SIC).

El cabildo guanajuatense, al permitir el funcionamiento de un negocio, que ya comprobó su alto riesgo con el accidente sufrido, y que medra con el peligro d ellas vidas y la salud de los pasajeros, tomó una decisión temeraria e irresponsable, al permitir la reapertura de una MALACARE industrial, sin el respaldo de las certificaciones internacionales conducentes, que garanticen la seguridad de los pasajeros. El Ayuntamiento deberá asumir, a plenitud, la culpa por esta decisión.

*http://www.nsaa.org/media/127667/130111_ansi_b77_2_2013_draft05_pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here