Gastan millones en dudosa restauración de fuentes del Centro Histórico

    GUANAJUATO, Gto.- Aunque se asignaron  3.5 millones de pesos aportados por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) a través de la fundación creada por el ex senador y ex candidato del PRI a gobernador Gerardo Sánchez, los trabajos de rehabilitación que se llevaron a cabo en varias fuentes de la ciudad no han convencido a los ciudadanos capitalinos, ya que varias de estas siguen sin funcionar.
    Tal es el caso de la fuente que se encuentra ubicada en el Baratillo, que, a decir de algunos de los vecinos y comerciantes de la zona, fue afectada debido a que los trabajos que se llevaron a cabo desentonan con la imagen que tenía.
    Se trata de una pieza florentina del siglo XIX, cuyo un pedestal se sostiene por cuatro peces fantásticos de hierro, y una pila de cantera verde, misma que antiguamente presidía la Plaza Mayor o de La Paz, pero que fue trasladada en 1893 a la plaza que oficialmente recibe el nombre de “General Manuel González”, en honor del prestigiado militar que fuera gobernador del Estado y presidente de la República.
    En general, la queja gira en torno a que a casi dos meses de su reparación ésta siga sin funcionar, a diferencia de la que se encuentra en la Plaza del Ropero, única de las que se encuentra en la zona centro en la que se activa en sistema hidráulico que le da vida.
    Así mismo, criticaron que una parte de la cantera que forma el monumento haya sido pintada con una película de color gris oscuro, que a la vista desencaja con la armonía natural de los materiales con la que fue hecha.
    Al respecto, Héctor Rodríguez Colmenero, reconocido fotógrafo y habitante desde hace más de 40 años de la zona, aseguró que, a lo largo de los años, la fuente ha sido utilizada como “botín político”, ya que como ocurrió en esta ocasión, sólo “sirvió para la foto” y no se le da seguimiento a su conservación.
    Criticó que además de que no se haya dado una inauguración oficial tras la rehabilitación gestionada por el senador Gerardo Sánchez -a través de su fundación “Unidos para Servir”- no se haya creado un plan para que el monumento recibía mantenimiento preventivo regularmente, pues tras dos meses de su “rehabilitación”, hoy en día se ha visto afectada ya por el excremento de paloma, y la falta de educación de la gente.


    En este sentido, aseguró que si se colocaran letreros que alertaran el valor histórico de la misma, la gente evitaría comer, sentarse, o hasta “echar reja” en sobre la cantera con la que está hecha, pues estas situaciones contribuyen con su deterioro, y remarcó que su “gemela”, la fuente idéntica ubicada en Irapuato, está mejor conservada debido a que las autoridades se han encargado de educar a la población y han llevado a cabo medidas de protección alrededor de la misma.
    Por su parte, la licenciada en Artes Plásticas, Natalia Ochoa, quien participó en los trabajos de conservación llevados a cabo en el 2011 en esta y otras fuentes y edificios de la ciudad, criticó que la base de hierro haya sido pintada, ya que una de las reglas de la restauración es no intervenir en la pieza con este tipo de situaciones que representan un cambio de la pátina original que cubre el hierro.
    Así mismo, se dijo extrañada de que se hayan recibido permisos para hacerlo, ya que por lo general la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia era muy cuidadosa con este tipo de proyectos.
    Señaló que, además, la pintura que se colocó supuestamente para impermeabilizar la cantera fue indebidamente colocada ya que ni siquiera se tuvo cuidado en igualar el color de la piedra para disimular las capas que se colocaron como se hizo en el proyecto que ella participó.}
    Agregó que otra situación que jamás se ha abordado, es que la fuente no cuenta con un sistema de filtración, motivo por el que la concha de hierro acumula agua de lluvia y excremento de palomas durante años, hecho que contribuye a su deterioro.


    Pese a las quejas que han hecho los vecinos de la zona, el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el arquitecto David Jiménez Guillén, especialista en Restauración de Sitios y Monumentos, aseguró que el proceso para la rehabilitación de fuentes que se llevó a cabo en la ciudad gracias a la gestión del senador Gerardo Sánchez García, a través de su fundación “Organizados para Servir”, cumplió con las disposiciones y normativas oficiales establecidas para este trabajo.
    Al respecto, aseguró que la capa de pintura gris que se colocó en una parte de la cantera que recubre la fuente del Baratillo, tiene el propósito de impermeabilizar el monumento y evitar las filtraciones que se han registrado con el paso de los años.
    Aclaró que los trabajos estuvieron encabezados por el equipo de restauradores del INAH, quienes trabajaron y supervisaron las obras, mismas que se llevaron a cabo en coordinación con los empleados del área de Obra Pública y Servicios Municipales.

    Organizaciones sin datos
    Aunque se ha buscado tener contacto con los representantes de la fundación “Organizados para Servir”, una de las dos creadas por el senador Gerardo Sánchez, los datos que hay al respecto no son claros, y ni siquiera se cuenta con datos de ubicación o números telefónicos.
    Tanto la página web oficial como el perfil el Facebook de dicha organización, sólo cuentan con una foto del logotipo de esta, y la frase “Plataforma Digital Fundación Organizados para Servir, Ejemplo de transparencia”, hecho que se repite con la Fundación Juan José de los Reyes Martínez El Pípila.
    Según se ha dado a conocer en diversos medios, a través de las dos organizaciones, el senador ha logrado bajar 91 millones 818 mil 216 pesos desde 2009 a 2014, además de otros montos no acreditados y dos inmuebles, procedentes de los recursos etiquetados que otorga la Cámara de Diputados.
    Con la Fundación Organizados para Servir, recibió 88 millones 968 mil 216 pesos procedentes de las secretarías: de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; de Desarrollo Social; de Hacienda y Crédito Público; de la Reforma Agraria; de Relaciones Exteriores; así como del Conaculta, recursos de donde salieron los 3.5 millones de pesos que se utilizaron en la rehabilitación de las fuentes.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor escribe tu comentario.
    Please enter your name here