Guanajuato: ¿De dictadura a imperio?

1.- El rumbo de un nuevo imperio 

En Guanajuato, el Partido Acción Nacional (PAN) volvió a conseguir una importante votación en los distritos locales y varios municipios de la entidad.

El candidato a gobernador, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, logró una votación importante, más de un millón de sufragios a su favor. Mucho más que su candidato presidencial, Ricardo Anaya.

El PAN logró conservar su bastión principal del país: Guanajuato.

A nivel municipal, amarró sorprendentemente León, se quedó con Silao (aunque usted no lo crea), recuperó Guanajuato, conservó Irapuato, retuvo Celaya y perdió Salamanca, San Francisco, Dolores Hidalgo, entre otras.

Si los panistas consideran que esas votaciones, donde retuvieron el poder, significa una aprobación, están definitivamente equivocados.

Digamos que sus candidatos fueron los menos peores, porque ciertamente, en los otros partidos, tampoco había mejores aspirantes.

Más vale malo conocido, que bueno por conocer.

Aunque no concuerdo con tal afirmación, tal parece que la lógica de los electores del terruño.

2.- Por qué no ganó el PAN

En Abasolo el PAN perdió porque el candidato del PRI tiene mejor reputación entre los pobladores. En Apaseo el Alto, era evidente el rechazo de la gente hacia el alcalde que buscaba su reelección. En Dolores Hidalgo, la mala gestión del presidente municipal lo llevó a la ruina.

En Romita, donde también perdió el PAN, fue porque se impuso a la esposa del actual presidente municipal. En Salamanca, una ex diputada panista les arrebató el poder por aferrarse al dedazo azul, mientras que en San Luis de la Paz, los escándalos de la administración los llevaron al fracaso.

Aunque lo mismo se puede escribir de León, el blanquiazul logró salvar la elección allá, no por el buen gobierno, por supuesto que no, sino por los malos candidatos que mandó la oposición. Acaso el aspirante verde, Sergio Contreras, hizo un mejor papel que muchos otros.

Muchos saben que el gobierno municipal de Héctor López Santillana, es de los más desgastados e ineficientes en materia de seguridad en los últimos años azules. Un caso similar es Silao, donde el cuestionamiento es mayor.

3.- ¿De la dictadura al imperio?

Andrés Manuel López Obrador y Morena no pudieron derribar esas murallas, porque el voto diferenciado es bastante indiscutible en la isla azul del país, pese a los cuestionamientos e impugnaciones electorales que ya interpusieron en los tribunales.

Si el PAN logró conseguir buenas votaciones en esta elección, no se debe, de ninguna manera, a los resultados de su gobierno. Quien lo afirme de esta manera, mentiría sin misericordia.

La gente votó por el PAN, porque Morena no escogió bien a sus candidatos y porque aplicaron aquella frase nada verdadera: más vale malo por conocido, que bueno por conocer.

Le restan 3 años al PAN en los municipios y seis más en el estado. Una dictadura muy perfecta nadie la podrá soportar más.

El PAN lleva 27 años en el gobierno, más los seis que encabezará Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, serían 32 años: La nueva dictadura azul que parece transformarse a un imperio japonés.

La alternancia verdadera tendrá que esperar todavía más.

image_print
Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here