Guarda Biblioteca Armando Olivares ‘Diccionario infernal’…y espíritus

GUANAJUATO, Gto.- Trabajar en la Biblioteca Armando Olivares cambió la vida de José Francisco González García, y hasta lo hizo creyente.
Una tarde, cuando todavía era escéptico, mientras paseaba entre los libros antiguos del acervo, lo sobresaltó el ruido de los tomos cayendo de los estantes.
Sin prestar demasiada atención, los regresó a su lugar y siguió su rutina, que se vio interrumpida nuevamente cuando sintió la presencia de un menor de edad que le pasó corriendo cerca de la espalda.
Tras revisar que no se hubiera metido algún travieso, el sobresalto fue mayor cuando una hora más tarde el fenómeno volvió a repetirse.
La experiencia lo hizo acercarse a los enigmáticos libros sobre espíritus y demonios que hay en ese centro del saber ubicado en la Sede Belén de la Universidad de Guanajuato, y como dice, también a Dios.
Tras leer el “Libro de los Espíritus” de Allan Kardec, descubrió que al morir, el cuerpo trasciende pero el alma permanece en este mundo, quizá, dice, buscando una oración que lo ayude a encontrar descanso eterno.
Desde entonces no sale sin estampillas religiosas en su bolsillo, y aprendió algunos de los rezos que propone el autor para sosegar a esos espíritus que no buscan hacer el mal, a diferencia de los demonios, que asegura si existen, y que se apoderan de las mentes débiles.
Ese conocimiento también lo encontró en los libros, en los que asegura “se encuentra todo”, específicamente en el “Diccionario Infernal”, de Collin de Plancy y Jacques Aguste Simon, en donde se describen cada uno de los nombres y fuerzas que puede adquirir el demonio, y que también se encuentra en la biblioteca.
Así lo dio a conocer durante la plática “Libros Esotéricos y Demoniacos” que se dictó en la Librería de la Universidad de Guanajuato, en la que describió parte de los libros de este tipo que se encuentran en existencia.
Entre los especímenes que se pueden encontrar en esta biblioteca, algunos que datan del siglo XVI, se encuentran el Tratado Elemental de Chimica; Historia de la Medicina en México; Las Brujas de Zugarramurdi; Historia de las Supersticiones; Estragos de la Lujuria; Práctica de exorcistas y ministros de la Iglesia; o el Anticristo.
Al respecto, el bibliotecario invitó a los interesados a visitar la biblioteca en la que asegura el mismo dará un el recorrido, no sin antes ponerse unos guantes de latex para evitar el contacto directo con las hojas, pues se desconoce cuántos de estos podrían estar impregnados de arsénico.
Y aunque sabe que esto podría causar temor, recordó que no debe ser así, pues como lo aseguró, actualmente “el terror esta en la calle con tanta violencia”.

image_print

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here