¿Hay un manual para gobernar la capital?

1.- Edgar Castro y los grandes pendientes

¿Quién dijo que era fácil hacer cambios radicales en Guanajuato?

El alcalde de capital, Edgar Castro Cerrillo, enfrenta uno de sus periodos más complicados de su administración, tras la renuncia de su tesorero, Juan García Salinas.

Las decisiones que ha tomado, sobre todo en ordenar las sillas y mesas del centro histórico de la capital, le ha generado bastantes “fantasmas” que pretenden “asustar” a sus habitantes.

Es una guerra muy obvia.

Juzgue usted: Hay que recordar que la mayoría de los “pendientes” que enfrenta Castro Cerrillo y su Ayuntamiento, son problemas heredados de administraciones priistas y panistas.

Por ejemplo, el déficit de policías lo tuvo que enfrentar el año pasado con nuevas plazas.

El orden de las cuentas fiscales del municipio, que por muchos años evadieron los impuestos sobre la Renta, se tuvo que corregir. Tan sólo en este rubro, ya son varios millones de pesos en orden.

El tema de las sillas y mesas, asunto del que todos rehuyeron, Castro Cerrillo decidió tomarlo radicalmente y cambió la fisonomía de una de las ciudades más románticas del país, pese a los amparos y las críticas de algunos empresarios.

También durante muchos años, pero por muchos años, el déficit de estacionamientos en el Centro Histórico era el tema de conversación de cada día. Este mismo año, alcalde capitalino pretende iniciar el proyecto que ofrezca mayores espacios a los visitantes.

2.- Bastantes pendientes arcaicos

El alza al transporte público, fue otro de los asuntos que su antecesor jamás quiso abordar, sobre todo por razones meramente electorales, pues cualquier alza significaría un castigo al gobierno en turno.

A manera de resumen, porque quizás hay más temas que no comento, trato de mostrar que los tópicos que ha enfrentado el Presidente de Guanajuato, no son nada fáciles. Sobre todo, si considera la conformación del propio Ayuntamiento.

Sólo para dejar un dato adicional, Edgar Castro también es el primer alcalde de la capital que ha favorecido a los empleados más “castigados”, pues durante su gestión, los empleados municipales de más bajo nivel económico, han recibido un aumento generoso.

Así que, contrario a lo que muchos piensan o critican, habrá que dimensionar si, efectivamente, la administración de “Cerril” es una de las más peores como lo considera el empresario perredista, Ricardo Herbert.

Es tiempo de dejar a un lado las pasiones y analizar de manera objetiva, dónde están las fallas y los escándalos.

El más reciente, lo protagonizó hace unos días el empleado de Fomento Económico, Jorge Rodríguez Jr., hijo de la regidora perredista, Silvia Rocha y del dueño del canal 8 de televisión, Jorge Medrano.

Ante este hecho lamentable, lo mínimo que puede hacer la edil, Silvia Rocha, es ofrecer una disculpa pública al reportero del a.m. y al gremio periodístico, como lo sugirió ayer el síndico, Ramón Izaguirre.

3.- Quitar el freno de mano

Medrano tiene que recordar que muchos colegas se unieron a él, cuando fue atacado por el alcalde priista de San Miguel de Allende, Mauricio Pureco, a propósito de su incursión en el periodismo de aquella ciudad.

El dueño del canal ocho recibió el respaldo de los periodistas, por lo que ante semejante acto de su hijo, que ciertamente es muy ajeno, no cuesta nada ofrecer una disculpa al reportero de a.m. y la compañía periodística.

En la sesión de Ayuntamiento, Silvia Rocha, madre del empleado despedido, puede ofrecer unas líneas para resarcir el conflicto y dejar en manos de las autoridades judiciales, el destino de su hijo.

Lo más lamentable sería que, entre la ola de crítica radiofónica, se culpara también al alcalde de semejante acto, pues a diferencia de otros temas, éste lo resolvió con determinación y prontitud.

Aspectos que deberá sumar a otras decisiones donde todavía tiene el freno de mano.

4.- Jalón de Orejas IV y V

El jalón de orejas del día, al estilo del gobernador Miguel Márquez Márquez, es para el Secretario de Gobierno, Antonio Salvador García, debido a que, tras la resolución judicial del estadio León, nunca hizo pronunciamiento al respecto.

Ciertamente, él vive en Purísima y ahí no hay equipo de primera, pero bien podría intervenir como conciliador y facilitador de los acercamientos entre el Club León y los dueños del Estadio Nou Camp.

Quizás se pusieron de acuerdo para que el Presidente de León, Héctor López, fuera quien saliera a lucirse como defensor del estadio, pero con tantos frentes abiertos, quién le cree al edil.

Basta recordar una máxima de la consultora en imagen, Vero Ríos: Para ser, hay que parecer.

Y Santillana, no es futbolista.

También su jalón de orejas.

Alfonso Machuca

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *