Juan Pablo Arce: semblanza de un eterno Bombero

0
477

SILAO, Gto.- Juan Pablo Arce Macías, hasta sus últimos días presidente del Patronato de Bomberos de Silao, nació en la ciudad de México el 7 de octubre de 1958. Fue hijo del señor Carlos Arce y la señora Dora Macías de Arce, quienes tuvieron tres hijos. Juan Pablo fue el más chico de todos.

Su abuelo fue el diputado constituyente Don José Natividad Macías, propietario de la hacienda de Chichimequillas.

Juan Pablo primero vivió donde ahora es el Museo de Cera en la Ciudad de México; cada periodo vacacional viajaba a la comunidad de Chichimequillas en Silao en compañía de su familia. Sus padres le regalaron un caballo llamado “El Cacahuate”. Él y sus dos hermanos, Carlos y Luis, pasaban su tiempo libre cabalgando en los terrenos de la hacienda que comenzaba en Chichimequillas y terminaba en El Capulín.

Ingresó a la Cruz Roja como socorrista en el el año de 1974 cuando su padre, Carlos Arce, era presidente de la Delegación en ese entonces ubicada sobre calle Ayutla. Juan Pablo asume la comandancia de la Benemérita Institución y al no existir otros cuerpos de emergencia en Silao, asume la coordinación de las primeras acciones en la víspera de la inundación que sufrió el municipio el 13 de julio de 1976.

Voceó y perifoneó desde una ambulancia para que las personas evacuaran sus casas. Se coordinó con el Ejército Mexicano acciones tras la tragedia. Le tocó dinamitar las vías del tren en Ramal de Guanajuato en Silao, para que finalmente el agua estancada en la zona centro de la ciudad fluyera hacia el sur.

Tras la catástrofe cambio su residencia a Guanajuato capital. Desde ahí continuó apoyando a la Delegación de la Cruz Roja de Silao que había cambiado sus instalaciones a la calle Miguel Hidalgo. Para 1990, siendo gobernador de la entidad Carlos Medina Plascencia, Arce Macías gestiona el anhelado equipo de rescate denominado “quijadas de la vida”, con el cual se rescata a personas atrapadas en accidentes viales.

Con apoyo de sus conocidos en el aeropuerto de la ciudad trae la herramienta desde Texas en los Estados Unidos. Realiza una demostración de su funcionamiento al Gobernador, quien continúa apoyando con ambulancias a través de la Lotería Nacional. Juan Pablo logra también adquirir una ambulancia que se encontraba en la aduana de León, con ayuda del delegado en turno de la PGR; es asignada a Cruz Roja en comodato y la corporación llega a ser una de las más equipadas.

Para 1995 el alcalde Alfredo Mozqueda y el doctor Manuel Caudillo Peña le hacen una invitación a integrarse al Patronato de Bomberos de Silao. A partir del mes de mayo de ese año inicia una nueva era en la corporación.

En 1997 reciben las primeras 3 unidades de emergencias y en adelante y hasta la fecha, otra cantidad significativa. En gestiones con el gobernador en turno, Juan Carlos Romero Hicks, adquiere más apoyo: unidades nuevas y equipo de rescate.

En 1988 Juan Pablo agrega más áreas a Bomberos, ya que el departamento no se encontraba en buenas condiciones. Solicita la intervención de particulares y a través de colectas, se disminuyeron costos de mano de obra y se adquirieron viguetas y ladrillos para hacer posible el actual edificio ubicado sobre la Prolongación Raúl Bailleres.

También en 1988 Juan Pablo inicia un programa de prevención de incendios con el uso de botargas, enfocado a niños; se acompañó de un perico llamado “Chispa”. También integró un programa de seguridad vial en el que creó varios personajes como “Rulo”.

Logró que Gobierno del Estado llevara mensajes a los pequeños en cartones de leche para que aprendieran medidas para no sufrir quemaduras; con Renault difundió el programa para niños a nivel nacional.

A Bomberos ingresó el 15 de mayo de 1996.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here