La inseguridad como nunca. ¿Y el crecimiento económico también

0
137

Hace algunas semanas estaba platicando con un grupo de adolescentes que cuestionaban con insistencia; como se puede ser optimista en los tiempos que estamos viviendo si todos los días de la semana las notas principales en los medios de comunicación tiene que ver con crímenes, con inseguridad de los ciudadanos en todos los medios de transporte público, en los hogares, en la calle, en los centros de trabajo… solo gobernantes mediocres o involucrados con las acciones de los delincuentes se animan a decir, que las cifras han mejorado y que hasta se puede ser optimista.

Comento el tema desde la perspectiva de un grupo de adolescentes que al igual que la mayoría de los mexicanos, viven con miedo, han sabido, como la mayoría de los mexicanos, que familiares suyos, vecinos o compañeros de escuela de sus hermanos han platicado de hechos violentos y acciones impunes de parte de los delincuentes, es decir, personas muy cercanas a su vida cotidiana han sufrido las consecuencias de la inseguridad que se vive en el país.

En términos reales ¿ Cuantos años les faltarán a esos adolescentes para verse ante el reto de ser ellos los que tomen las decisiones de la vida económica, social o política del país, solo por mencionar algunos aspectos ? ¿ Le parece bien amigo lector que les podrían estar faltando otro tanto de la edad que tienen ahora ?

Cuando les explicas que los temas de la seguridad en la sociedad es un asunto que nos debiera interesar a todos y que se atienden desde la educación que se recibe en los hogares, en familia, desde los contenidos de los medios de comunicación y por la acción y el ejemplo de los mayores.

Pero sobretodo es un asunto que le compete a las autoridades en todas sus dimensiones… entonces la actitud de ellos, los adolescentes, es de fastidio y de incredulidad…ninguno cree que el gobierno tenga la capacidad o el interés en resolver, disminuir los índices delictivos y regresarle la tranquilidad a la sociedad.

” El gobierno no puede con el paquete…” es una de muchas expresiones de los adolescentes para explicar que no sólo disminuye el índice de credibilidad en los gobernantes. También le agregan que los temas de la inseguridad no se van a resolver mientras el gobierno se siga corrompiendo.

Entonces las soluciones de fondo a la inseguridad puede tomar mucho más tiempo del que nos imaginamos.

En una lógica casi incomprensible los gobernantes de nuestro país igual que de Estados en particular y hasta algunos presidentes municipales cuando se les cuestiona sobre su actuación en materia de seguridad, empiezan y terminan hablando de los empleos que se han generado, de los servicio que se han atendido, de las escuelas que se han reconstruido… como si no entendiéramos que los empleos los generan las empresas, los inversionistas, la clase media que busca como hacer crecer su actividad profesional y los servicios es una de las muchas responsabilidades que tienen las administraciones públicas.

Pero la generación de empleos, la infraestructura productiva, la innovación son asuntos que se desarrollan con el gobierno o a pesar del gobierno.

Si hay temas que atoran el crecimiento económico de un país o de una región; tienen que ver con la inseguridad, la violencia delincuencial, la corrupción de los gobernantes, la impunidad de los delincuentes. Tal vez el escenario peor que este, es darse cuenta que esas autoridades además son mediocres y su indolencia hace el mayor daño posible.

El crecimiento económico se mide en términos de porcentaje del PIB ( producto interno bruto ), generalmente se refleja en la creación de nuevos puestos de trabajo productivo, se evidencia cuando la infraestructura crece, mejoran las vías de comunicación y es más eficiente el transporte de mercancías pero cuando se tienen gobiernos que gastan el dinero de los impuestos de los mexicanos con sobreprecios en las obras y en los contratos de bienes y además se distinguen por la opacidad con la que lo hacen entonces lo que se está haciendo es atorar el crecimiento económico.

Los gobiernos no crean uno solo de los puestos de trabajo, los generan las empresas, si los sueldos no son buenos, es responsabilidad de los gobiernos propiciar mejores condiciones para los trabajadores con justicia y equidad pero eso no equivale a ser el generador de los empleos. El problema es complejo, pero es más cuando los gobiernos ocultan su corrupción atribuyéndose ser los gestores de la generación de los puestos de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here