Las crisis de Márquez

0
61

1.- Entre la insulina y el Escudo

El Guanajuato de las oportunidades con Vicente Fox o el de “está mejor que nunca” de Juan Carlos Romero, dejaron un alto reto el gobernador Miguel Márquez, que evidentemente, no logra alcanzar ni superar.

A unos días de dar cumplimiento su quinto informe de Gobierno, Márquez enfrenta serios problemas que resumen la condición de su sexenio. Se trata de crisis que advierten del fracaso de sus política públicas y comunicativas.

Se trata de un gobierno indolente e insensible.

El golpe mediático de la insulina china y la corrupción en la adquisición de medicamentos, es un caso de poca sensibilidad y de escasa atención de parte de él y sus numerosos asesores.

El escándalo de San Miguel de Allende y la sospecha investigación del Procurador de Justicia del Estado, Carlos Zamarripa, es otro ejemplo más de la poca empatía que tienen las autoridades con la gente.

Los números de los crímenes violentos y la inseguridad en todo Guanajuato, es otro de los temas de crisis del sexenio marquista, que tampoco se atiende con responsabilidad y efectividad.

2.- Jalar las orejas, es de niños

El anuncio de jalar las orejas en materia de seguridad, es lo mismo que nada. Jalar las orejas se les hace a los niños consentidos y no forma parte de los modales paternalistas que buscan una corrección en serio y de resultados.

Otro frente abierto sin duda es el fracaso del programa Escudo, el mismo donde se invirtieron millones de pesos, a cambio de un voto de confianza que pronto olvidaron, pues las estadísticas lo denuncian. Guanajuato se mantiene entre los primeros lugares de asesinatos violentos.

La denuncia de la mañosa compra de los terrenos de Toyota, representa otro escándalo más del sexenio del gobernador Miguel Márquez y contrario a clarificar y explicar lo que realmente pasó, se centran en reaccionar y reaccionar mal.

Es cierto que, durante el sexenio, el Gobernador ha consolidado la industria automotriz, al grado de formar parte de las primeras economías más importantes del país, pero de poco sirve ese esfuerzo.

Las estadísticas de la encuesta nacional de ocupación y empleo, del INEGI, advierten que Guanajuato tienen los salarios más castigados de las entidades vecinas. Sólo un 11 por ciento, gana más de 15 mil pesos mensuales, Sólo 3 por ciento son mujeres.

3.- Un desarrollo que olvida al necesitado

Se trata de un desarrollo que discrimina silenciosamente.

Sumado a eso, el Gobernador de Guanajuato, es conocido a nivel nacional, como el mejor operador político en la época electoral del 2015. Su intromisión en las decisiones de su partido, es una mala conducta que no la corregirá, ni con jalones de oreja.

Ese es el gobierno de Miguel Márquez.

Un gobierno que no conoce la comunicación política, que no atienden los principios de informar y aportar el derecho que tienen los guanajuatenses a mantenerse informados.

Su política es arcaica y refleja el estilo de un liderazgo equivocado.

Las muestras de falsa empatía que quiere hacer en su último año de gobierno, con el ejemplo de los jalones de oreja, se puede confundir con la arrogancia y soberbia disfrazada. Como la de un niño, ciertamente, muy berrinchudo.

No basta llamadas de atención, se requieren cambios…y urgentes.

 

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here