Las dudas que el Congreso de Guanajuato no aclara

0
2

1.- Preguntas a Éctor Jaime Ramírez

Nadie sabíamos que los diputados podían disfrutar de unas buenas bebidas embriagantes durante o después de sus sesiones de trabajo. Pensábamos incluso que sus reuniones las realizaban en sus amplias y costosas instalaciones del Congreso del Estado, pero todo parece indicar que no es así.

Las sesiones plenarias del PAN, la fracción mayoritaria en la actual legislatura, mantiene sus sesiones en hoteles de diferentes ciudades (Silao, León o Guanajuato) y, por lo sucedido entre los diputados, Juan Carlos Muñoz y Guillermo Aguirre, todo parece indicar que se puede tomar alcohol en horas de trabajo.

Un tema que nadie en el blanquiazul quiere hablar, ni el propio coordinador quiere aclarar.

El coordinador del PAN, Éctor Jaime Ramírez barba, nos debe una explicación de quién pagó las bebidas que los diputados tomaron antes del pleito que protagonizan en la sesión pasada, sobre todo para saber si fue a costa de los guanajuatenses.

2.- ¿Quién pago las copas?

El propio Secretario del Congreso, Christian Cruz, deberá de informar si los copas que se bebieron el día de la trifulca, fueron pagadas por ellos o por el Congreso del Estado y qué tanto costó esa sesión fueras de la casota del pueblo.

Pero, haiga sido como haiga sido, el tema es lamentable y vergonzoso.

En el caso del diputado silaoense, el reporte que hizo la periodista Carmen Pizano la semana pasada, es un secreto a voces por el alcoholismo que padece y que, bien podría inscribirse a un programa especial, tal como lo hizo su compañero de legislatura, el diputado de Morena, David Alejandro Landeros.

3.- Humberto pone orden con los suspirantes

Llamó la atención que el Secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez, no participara en varias actividades partidarias que estuvieron programadas este fin de semana. De plano se ausentó.

Sólo el viernes de Dolores participó en Guanajuato junto con el Presidente del Congreso del Estado, Alejandro Navarro, y con la representación de su padrino político, el gobernador Miguel Márquez Márquez.

La presencia de Diego en la capital fue un mensaje determinante para el panismo capitalino, aunque no para el PAN del estado, en cuyos eventos todos apostaban que “aparecería” pero no fue así.

La llamada de atención que hizo el dirigente estatal, Humberto Andrade, fue suficiente, por no decir amenazante, sobre todo cuando abordó el tema de actos anticipados que podrían documentarse con la cargada oficial de hace quince días.

Lo cierto es que le comentario de Andrade Quesada, le regresa el respeto que necesitaba para su liderazgo y lo levanta como dirigente azul con firmeza y determinación en eso de poner orden.

Faltaba un manotazo contundente para hacer volver en sí a los suspirantes y reivindicar su dirigencia estatal. Ahora habrá que esperar si eso es suficiente o habrá indisciplinados en las siguientes semanas.

¿Usted qué cree?

Compartir
Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here