Las lluvias llegaron y el oportunismo político también

1.- Edgar Castro como consejero nacional

Pues con la novedad de que al alcalde de la capital, Edgar Castro Cerrillo, le fue muy bien en Ciudad de México y asumió una posición importante en el Consejo Nacional del PRI. Ayer en la noche le tomaron protesta.

El capitalino guanajuatense recibió un buen apapacho de sus dirigentes nacionales, tras varios desaires, descalabros y demás golpes bajos de la reciente jornada electoral interna del PRI. Dicen que hasta lo sentaron en la mesa principal del consejo nacional.

Quizás fue porque Castro Cerrillo representa nada más y nada menos que a los 140 presidentes municipales que ayer, por cierto, juraron lealtad incondicional al candidato presidencial, José Antonio Meade.

Edgar Castro representa también el único bastión priista que conservan los tricolores en la isla azul guanajuatense. Después de él, será difícil que retomen ese liderazgo, ante la imposición de la candidata, Ruth Esperanza Lugo.

2.- Una ciudad de simulaciones

En Silao, los habitantes de la colonia El Faro, volvieron a enfrentar la pesadilla de cada temporada de lluvias: inundación de sus viviendas y la contaminación de sus aljibes. Cada año, es exactamente lo mismo.

Se supone que no debió de suceder eso. Justo hace un año, la actual administración municipal en voz del director de obras públicas de Silao, Luis Camilo Anguiano Gutiérrez, les prometió solucionar esa problemática.

Evidentemente, les mintió.

Ayer, los vecinos amanecieron con el agua hasta las rodillas; sus camas prácticamente flotaban y el agua se encharcó en las salas, cocinas y recámaras. ¿Quién responderá por todos los daños y afectaciones?

Obras Públicas municipales prometió hacer un colector pluvial para evitar las inundaciones de El Faro y otras colonias aledañas. Se supone que también debió evitar las anegaciones en el bulevar Emiliano Zapata, una obra casi eterna en la actual administración. Pero nada. Sucedió lo de siempre.

Las autoridades municipales podrán decir que se trata de un fenómeno extraordinario por la cantidad de lluvia, pero seamos un poco sinceros y honestos. ¿Por qué el agua se encharcó e inundó varias colonias en Silao? ¿Por qué SAPAS no sale a informar la realidad de los colectores pluviales? ¿Cuándo veremos obras que realmente solucionen problemas y no las pospongan? ¿Cuándo se acabará la corrupción?

3.- Morena aprovecha la desgracia

Ante la desgracia de varios silaoenses inundados, el abanderado de Morena a la Presidencia Municipal, Carlos García Villaseñor, aprovechó la oportunidad y se lanzó a regalar varios productos en la colonia Guadalupe.

El ex alcalde panista con máscara de Morena, utiliza la desgracia para conseguir votos y no pasó inadvertido el momento de las lluvias para hacer lucir su figura como el redentor o salvador de los damnificados.

Lamentable el oportunismo del ex dueño de La Brocha de Oro.

Bueno, en realidad el oportunismo fue de varios partidos, sobre todos de los Morenos y Azules, aunque muy mal se vio García Villaseñor al difundir por redes sociales su desesperación por ganar adeptos.

En su ex casa de enfrente, léase el PAN, el candidato azul, Toño Trejo, atinadamente evitó dejarse ver como oportunista político. En su caso, sólo fueron los militantes del PAN y parte de su equipo quienes ayudaron a la gente. Atinada decisión, sin duda.

Lo mismo sucedió con el PRI con el abanderado del PRI, Rogelio Santoyo, quien se solidarizó como ciudadano y no como candidato del tricolor en busca de los votos electorales. Buena decisión.

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here