Las masacres de Guanajuato

0
5

1.- Récords cada mes y contando…

Guanajuato enfrenta una de las peores crisis de inseguridad en su historia.

Cada día, el número de ejecuciones se incrementa y los hechos violentos se minimizan por las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la propia Procuraduría de Justicia.

También, cada día, se evidencia que los miles de millones de pesos gastados en el programa de seguridad “Escudo”, fue una terrible equivocación de la administración del gobernador panista, Miguel Márquez Márquez.

Las “camaritas” de los arcos carreteros no inhiben en nada a la delincuencia.

Difícil que asuman esta deficiencia.

En la Semana Santa, la Secretaría de Seguridad del Estado encabezada por Alvar Cabeza de Vaca, anunció la movilización de 400 policías en la zona más caliente de Guanajuato, justo donde hace un par de días, acribillaron a 13 personas.

Si es reacción o no de las medidas implementadas, lo cierto es que la inseguridad ha llegado a niveles que jamás se habían visto y el comparativo de los hechos nos remite a las entidades donde el miedo y el temor eran parte de la cotidianeidad.

Veracruz y Tamaulipas, además de Michoacán, eran zonas de alto riesgo.

Ahora se suma Guanajuato.

2.- Asume Junquera la Secretaría de Gobierno.

Vaya bienvenida al nuevo Secretario de Gobierno, Gustavo Rodríguez Junquera.

El ex Procurador de Derechos Humanos, tendrá que ejercer sus facultades para volver en sí a los encargados de la seguridad pública, quienes, pese a la masacre de varias personas en Jerécuaro y Tarimoro, no aparecen por ningún lado para informar su versión de los hechos.

La información fluye a cuenta gotas y la desinformación es parte de la incertidumbre en que se hunde Guanajuato.

Todavía es inexplicable cómo es posible que la pasividad forme parte de las conveniencias de las autoridades guanajuatenses. Me parece irresponsable arriesgar a un director de área frente a hechos que advierten la presencia del crimen organizado.

La ausencia de información, muy común en la Procuraduría de Justicia del Estado y la propia Secretaría de Seguridad, son pecados que dañan la imagen de un gobierno que pretende cerrar su sexenio con mejores noticias.

Imposible.

3.- Derechos Humanos y su bajo perfil

Es importante hacer un comentario sobre el Informe del Procurador de Derechos Humanos, José Raúl Montero de Alba, presentado este Jueves Santo ante el Congreso del Estado de Guanajuato.

Me comentan que la propia ley, señala que el informe anual de actividades, debe entregarse en el segundo jueves de abril de cada año, y no es culpa del Procurador ni de su equipo, que justo sea el día en que Judas traicionó a Jesucristo.

Y tienen razón, ni ellos ni el columnista se encarga de mover la Semana Santa.

Lo cierto es que, frente a las afirmaciones del bajo perfil que mantiene el ombudsman guanajuatense, sus asesores me comentan que se trata del estilo que ha asumido el funcionario público.

Comparado con su antecesor, Montero de Alba prefiere estar lejos de los reflectores, lejos de los periodistas y lejos, pero muy lejos, de quienes cuestionamos la gran oportunidad que hay en materia de derechos humanos.

Si los empleados vienen a imponer sus estilos, habrá que advertir que las críticas seguirán tan inminentes, como los equivocados modos de quedarse encerrados en las oficinas o detrás de un escritorio.

Ambas cosas, muy lamentable.

Compartir
Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here