Lentitud y tibieza en reacciones institucionales en el caso de la Ciudad de los Niños de Salamanca

1
778

Por José Manuel Ramos Robles,

Consultor Internacional Experto en Derechos Humanos

 

Es increíble la lentitud y tibieza con que el Gobierno del Estado ha reaccionado a la crisis de derechos humanos relacionada con el caso de la violencia física y sexual a niñas y niños en la Ciudad de los Niños de Salamanca.

Los argumentos esgrimidos por el Gobierno del Estado, no reconocen errores o dilaciones institucionales en el caso, lo cual no es un buen punto de partida desde la perspectiva de las víctimas.

Por otro lado, el tratar de minimizar, como se ha hecho en declaraciones públicas desde el Ejecutivo del Estado, la responsabilidad del Padre Pedro Gutiérrez Farías en el asunto no es cosa menor. Primordialmente, porque hay un mandato judicial muy claro que sugiere profundizar sobre la responsabilidad directa o indirecta, del sacerdote como director del albergue.

Tampoco vale excusarse en que no hay ningún señalamiento o denuncia, como declaró recientemente el Gobernador del Estado, pues como ya se lo recordó un diario de cobertura nacional, los presuntos delitos contra niños y niñas se persiguen de oficio.

Ojalá que el Gobierno guanajuatense reconsidere su posición, porque además, desde una perspectiva meramente política, en su reacción ante este caso se juegan buena parte de la credibilidad que les queda en el rubro de la “confianza ciudadana”, tan importante, en las evaluaciones de gestión de gobiernos, como definitoria en procesos electorales futuros.

Dejar en entre dicho que no necesariamente el Padre Gutiérrez, (o Papi, cómo se hacía llamar por algunos niños y niñas), podría no tener vinculación con los abusos físicos y sexuales, ya que fueron perpetrados por los trabajadores del albergue, es un argumento falaz.

Es algo así como decir que un general no es responsable de lo que hagan sus soldados, o que el Gobernador del Estado no sea el responsable primigenio de lo que pase en Guanajuato, desde las inversiones exitosas en el Estado, hasta la violencia e inseguridad que azota al mismo.

La pregunta que naturalmente surge es: ¿qué se gana con ese argumento que más bien parece una cortina de humo?, o ¿quién o quiénes ganan con ese argumento? Mientras tanto, el Padre que dicen que si está ubicable, no da la cara…

A esta triste y lamentable situación, también hay que sumar la tímida reacción de la Diósesis de Irapuato, que antes de condenar tajantemente los presuntos hechos y ponerse del lado de las víctimas, se ha limitado a lanzar comunicados escuetos y más bien de  carácter evasivo.

Hay que recordar con fuerza y orgullo que también hay muchos religiosos y religiosas que hacen un excelente apostolado con niños, niñas y adolescentes. Quizá ha llegado el momento de que estos, en un ejercicio de solidaridad, amor y valentía denuncien y se desmarquen de los abusadores, vividores y delincuentes.

Ojalá, por el bien de las niñas, niños, adolescentes y familias involucradas, las instituciones estatales y religiosas estén a la altura que las víctimas requieren. Y ojalá tengan siempre presente que sin verdad y sin reparación no habrá justicia ni mucho menos olvido.

1 COMENTARIO

  1. que onda machuca-do dile a erick ORTEGA QUE TE PASE BIEN LAS NOTAS PORQUE TE LAS DA TODAS INCOMPLETAS, PORQUE SI LE CONFIAS A EL TODO LO QUE TE DIGA A DONDE VAN A IR A PARAR LOS DOS TANTO ERICK ORTEGA COMO TU.

    Y ESO QUE EL TE TIENE TODA LA ADMIRACION DE UN GRAN MAESTRO DE LA NOTICIA TANTO QUE EN SUS ASPIRACIONES EL DEMUESTRA QUE TU ERES SU MAESTRO Y DENTRO DE ALGUNOS AÑOS LLEGAR A SER COMO TU PERO ASI CON ESAS NOTICIAS INCOMPLETAS POS CUANDO YA NI PORQUE PRESUMES DE UNA TRAYECTORIA DE 17 AÑOS CREES QUE LLEGUAN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here