Los diputados también se equivocan

0
19

1.- Misoginia o indolencia

El regidor perredista, Julio César García Sánchez, jura y perjura que no hay evidencias que lo señalen, de manera contundente, que agredió y humilló a su ex pareja, lo que le abre la posibilidad de regresar al Ayuntamiento de Guanajuato.

El ex funcionario se presume inocente, al menos, hasta en tanto no exista sentencia por parte de un juez, y reclama su reingreso a la nómina oficial del municipio capitalino, pese a la denuncia que interpuso su ex pareja sentimental por violencia y agresión física.

En otras palabras, el perredista está muy convencido que es muy fácil golpear a una mujer, ultrajarla y humillarla, para tras unos meses, regresar a representar a todas ellas ante el pleno del Ayuntamiento, como si nada hubiera pasado.

¿No le parece mucha vergüenza?

Quizás por eso los abogados del municipio capitalino, tendrán que analizar muy bien el caso, sobre todo para privilegiar el derecho de la víctima, quien ajena a todo el tema, queda exhibida, sin justicia verdadera y con el mensaje terrible y lamentable de favorecer a un regidor señalado como golpeador de mujeres.

2.- ¿Quién favoreció a Julio César?

El autor de ese beneficio a favor de Julio César García es nada más y nada menos que el diputado capitalino panista, Alejandro Navarro Saldaña, impulsor de la reforma al fuero de los funcionarios, a quienes los libró de la cárcel, por delitos menores.

Es decir, Navarro Saldaña consideró que los representantes populares como regidores, síndicos, alcaldes y diputados, no tendrían que ser sometidos al desafuero, por un delito tan ligero como maltratar y violentar a una mujer de Guanajuato.

Lo más lamentable, es que el coordinador del PAN, Éctor Jaime Ramírez Barba, cree lo mismo y coincide que el regidor del PRD, debe regresar a su cargo y sostiene que, en Presidencia de Guanajuato, están mal asesorados.

Seguramente tiene razón, si se trata de atender literalmente, la equivocada reforma al fuero constitucional de regidores y diputados.

Pero quizás no tenga razón, porque atinadamente, el Ayuntamiento de Guanajuato encabezado por el presidente, Edgar Castro Cerrillo, busca ir más allá en su análisis, para defender las causas de un derecho fundamental que exigen las mujeres: la no violencia de género.

Algo que en el estado, por cierto, ni lo atienden, ni lo defiende. Y el colmo: lo legislan mal.

Es, evidentemente, una retórica de adorno.

3.- Exhiben al PAN, sin darse cuenta

Y es que, aprovechándose de las lagunas legales existentes, tras la reforma que le favorecieron con el tema del fuero, resulta que el “orgullosamente perredista”, Julio García, aceptó que hay corrientes al interior del PRD que no lo quieren su regreso al cabildo capitalino.

Pero de eso no se trata, según se defendió.

Se trata de respetar la ley, de cumplir las normas, mismas que fueron modificadas para favorecerlo y, dicho sea de paso, exhibir que en el tema de protección a las mujeres, vuelven a equivocarse los reformistas o legisladores de Guanajuato.

Una terrible equivocación de género y de sensibilidad.

4.- Obra pública para Guanajuato.

Por cierto, durante la sesión de ayer en el cabildo capitalino, llamó la atención la aprobación unánime que sumó el presidente, Edgar Castro Cerrillo, en el tema de obra pública 2017.

El regidor panista, Juan Carlos Delgado Zárate, celebró que la obra arranque dos meses antes a la fecha del 2016, lo que significa una reactivación económica para la zona urbana y rural de Guanajuato.

Castro Cerrillo presumió que continuará la inversión de manera favorable en las comunidades, con casi el 50 por ciento del presupuesto, así como el mismo porcentaje para las colonias y barrios de la ciudad.

De las inversiones más importantes que vale la pena comentar es la construcción del puente sobre el río Chapín con 14 millones de pesos; el inicio de la presa de la Tranquilidad con 61 millones; la pavimentación de varias calles en la zona sur con 21 millones de pesos, además de obras en comunidades de la Zona Minera, cuyo monto a gastar son cerca de 19 millones de pesos.

Sin duda, buenas noticias para la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here