Los millones de Márquez

1.- Obras sin seguridad

El gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez, echó andar una estrategia electoral de varios millones de pesos en obra pública, en el principal bastión panista, léase León, municipio donde pretende aminorar los estragos electorales, ante la grave ola de violencia que padecen los guanajuatenses.

El estilo del mandatario es conocido: Usa millones de pesos para mantener el poder y publicitar las cifras millonarias de obras importantes para la ciudad, a fin de evadir su responsabilidad en el tema de homicidios, cuyo fuero no es federal, sino estatal.

Pero distraer y hacer estrategia electoral desde Palacio de Gobierno, por supuesto que se vale y se entiende.

El PAN quiere reforzar su principal fuente de votos en el estado, a fin de lograr la meta que prometieron inyectar a la campaña nacional de Ricardo Anaya. Harán todo lo posible en los ocho meses que restan.

2.-Márquez y el discurso de “sin mala fe”

Lo que resulta sorprendente, es el discurso que usa el Gobernador. Exhorta a sus colaboradores, no “distraerse” en los temas electorales, porque según él, es un tema donde los ciudadanos tendrán que definir con qué y con quién.

Pero desde hace varios meses, el gobernador sólo ha pensado en los temas electorales. Por eso niega que exista inseguridad en Guanajuato, niega que la ola de violencia tenga un fondo de corrupción en las corporaciones y mantiene una terrible opacidad en sus acciones de gobierno del estado.

Y luego como para curarse en salud, asegura que todo gobernante tiene errores y defectos durante su administración y, hasta donde él sabe, no hay quien actúe con decisión, firmeza y exactitud.

Pero se equivoca. Durante varios años, existieron gobernantes que dieron testimonio de buen gobierno y dejaron de lado los pretextos ante las tantas problemáticas que los hundían poco a poco.

“Sí podemos advertir es que siempre hay el interés, la buena fe y la convicción de servir a los demás, siempre con transparencia y con compromiso, porque al final la historia nos habrá de juzgar”, dijo.

3.- Por sus frutos los conoceréis

El discurso persuade, pero no convence y hasta donde se lee, nadie puede dar testimonio de lo que no vive.

Por supuesto que Guanajuato ha tenido mejores gobernantes. Anote, por ejemplo, a Juan José Torres Landa, a Carlos Medina Plascencia e incluso a Vicente Fox Quesada, líderes de testimonio, aunque no de mucho ejemplo.

Pero en el caso de Miguel Márquez, hasta ahora el gobernador con más poder e influencia al interior de su partido, pretende cerrar con broche de oro la administración estatal que encabeza.

Y lo hace presumiendo los miles de millones de pesos en León, cuando –a decir de los expertos- la población no quiere nada de eso. La gente exige seguridad y tranquilidad en las calles y es el Gobernador quien incumple la principal demanda.

Ante las intenciones de un buen corazón, las obras no le alcanzarán mucho.

image_print
Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here