Los riesgos del suspirante oficial

0
187

1.- Una denuncia ante la PGR

Tras bajarle un poco a su agenda mediática como suspirante al Gobierno del Estado, el Secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez, tendrá que replantear su estrategia.

Sobre todo, por los frentes que abrió ante su afán y protagonismo de encabezar una candidatura que aún no es y que, quizás tampoco será, tras las denuncias que le presentaron ante las autoridades federales.

Ciertamente, Diego ha librado las quejas que le abrieron ante el órgano electoral, pero no puede dejar de lado las que se interpusieron ante la Procuraduría General de la República (PGR) donde las cosas se pueden complicar, por cualquier motivo.

Con estas acusaciones abiertas, el “delfín” del gobernador, Miguel Márquez, enfrentará serios riesgos en su aspiración rumbo a la gubernatura, sobre todo si existen consecuencias de un posible uso de recursos público que pudieran haber publicitado su persona.

Dejar a Diego como “aspirante oficial” del PAN, representará un serio riesgo para su partido en el 2018, donde la amenaza no será el PRI, por supuesto, sino el partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena, que cada día suma más simpatizantes.

Quizás por eso resulta importantísimo recordar a Diego aquella la frase popular llena de verdad: “Del plato a la boca, se cae la sopa”.

2.- Las placas del diputado

El diputado panista, Alejandro Navarro Saldaña, debe una explicación con eso de que su camioneta portaba unas tablillas distintas, es decir, no eran las reales, ni las correctas, según los registros oficiales.

Esta irregularidad, representa indudablemente, un posible delito que hasta ahora, nadie pretende indagar o aclarar, pues se trata del vehículo personal del ex presidente del Congreso del Estado.

Lo cierto es que, Navarro Saldaña, debe no sólo deslindarse de su conductor que compartía parranda con un funcionario público de Guanajuato, sino que además, explicar si ese plan de cambiar las placas fue ocurrencia de su súbdito o una posible manía incontrolable de su equipo.

¿Cuándo sabremos la verdad de esa camioneta?

3.- Los candidatos del PRI

El senador, Miguel Angel Chico Herrera, ya dijo estar dispuesto para ocupar aquella posición que los guanajuatenses lo quieran impulsar, aunque todos saben que, en su corazón, está el sueño de ser gobernador de Guanajuato.

La crítica que se le hace al legislador es su distancia que marcó durante muchos meses en el terruño y, ante las vísperas de la candidatura, ciertamente aparece con deseos desbordantes de nuevas conquistas.

Ciertamente, Chico Herrara ha mantenido bastantes encuentros con priistas y no priistas del terruño y difícilmente los tricolores que podrían ayudarle en la estructura, léase regidores, síndicos o presidentes, sólo le rinden cuentas al senador, Gerardo Sánchez, el otro suspirante.

Para ser verdaderos, ni el uno ni el otro forman parte del perfil que desean los electores de Guanajuato.

Los votantes buscan un nuevo personaje que cumpla con una imagen fresca, renovada y jovial, requisitos difíciles para cualquiera de ellos y de los otros dos suspirantes: Javier Aguirre y José Luis Romero Hicks.

El único que podría cumplir con esas características es el actual alcalde de Guanajuato, Edgar Castro Cerrillo, quien no sólo lucha contra su propio cabildo en eso de gobernar, sino contra los de su propia fracción, pero de que cumple con el perfil que quieren los electores del terruño, ni lo dude.

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here