Lumbre Brava

RELEVO.- Para relevar a Carlos Chávez en la Dirección General del SAPAS, ya se había rumorado que podría ser el consejero panista Erick Valdez, quien por cierto traicionó al regidor Mario López Remus, su padrino político. Después de los 30 días de incertidumbre, es el mismo Erick quien se erige como “el más mencionado” entre los opinólogos (y chismólogos) de la corte municipal. Del ingeniero Valdez se dicen dos cosas: que es leal y que también puede ser desleal. Precisamente, esa bipolaridad política lo marginaría de la elite hidráulica, sin embargo, no olvidemos que la promesa de ser Director General del Organismo Operador lo alejó del regazo de López Remus y lo hizo estar en contra de Chávez, aun y cuando logró ser consejero por la obra y gracia de ambos.

GALVANIZAR.- Si la Administración local ya está bastante “galvanizada”, el ex alcalde Galván ahora tiene otra sugerencia política para apuntalar el proyecto aspiracional del senador Torres Graciano: “galvanizar” el SAPAS. El ex Presidente Municipal propuso a su hermana Anabel, ex presidenta del DIF Municipal, para ser la directora general del Sistema de Agua Potable. ¡Vaya sorpresa!, pero… ¿Martín Valdovino lo permitirá?

VACANTE.- Tras la salida del ex regidor Eduardo Durán, quedó vacante la Secretaría Ejecutiva del Gobierno Municipal, una plaza tan artificial como el césped en una cancha de futbol uruguayo. La salida de Durán durante el conflicto interno del SAPAS y la propuesta de Galván hacen pensar en un enroque largo y premeditado para equilibrar las fuerzas en choque dentro del panismo o frenar una guerra intrapartidista e inclusive fratricida. ¿O no será que Carlos Chávez estará en la Secretaría Ejecutiva y Anabel Galván, funcionaria de ese órgano gubernamental, vaya al SAPAS en un papel similar al que actualmente ostenta?, ¿o acaso se avizora ya la salida de otro alto funcionario que realmente no ha podido dar el ancho en eso que llaman dirigir a la soldadesca?, ¿serán algunas de las condiciones estipuladas en la oferta áurea del Gobernador o el ajedrecista oculto está por derribar otra pieza impensada? Las negociaciones dentro del SAPAS se encontraban en un impasse ante la negativa a ceder por parte de dos bandos claramente definidos (el que dirigieron a control remoto y el de Valdovino); luego entonces, ¿premeditación, azar o destino?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *