LUMBRE BRAVA

1.- La lujosa camioneta de Trejo

Pues dicen que al alcalde de Silao, Toño Trejo, le han recordado aquella frase popular: “De esta agua no he de beber”. Y todo porque de un día para otro, el Presidente desempolvó la lujosa camioneta que había estrenado su antecesor, Juan Antonio Morales Maciel.

La decisión de Trejo causó sorpresa y desánimo, sobre todo porque en campaña, aseguró que no tocaría el vehículo ni con el pétalo de una rosa, pues la adquisición de semejante camioneta alcanza casi el millón de pesos. Una evidente ofensa a la gente de Silao.

¿Tan rápido se le olvidó a Trejo?

El ex alcalde panista, el Profe Morales Maciel, no sólo adquirió una camioneta para sí hace casi un año, sino también compró otra para su esposa que despachaba en el DIF. La duda es si, en este caso, el alcalde, Toño Trejo, también desempolvará la otra suburban para entregársela a su esposa. ¿Lo hará?

2.- David Tovar, el regidor influyente

El tema del reparto del pastel en el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Silao (SAPAS) ha alcanzado a regidores como el panista, David Tovar, quien ha colocado a sus hermanos Adrián y Raúl… y sin solicitud de empleo de por medio.

A decir de los enterados, uno de los “Tovar” tiene trayectoria en el SAPAS, pero no como para entregarle una dirección de área donde ganan cerca de 37 mil pesos mensuales. De plano, ahí el regidor exageró.

El también hombre fuerte del presidente, no sólo se ha equivocado con la imposición de sus hermanos en el organismo operador de agua, sino que hace poco, también se vio involucrado en un escándalo de cantina, luego de presumir que su nómina le alcanza como para cerrar una con todo y músicos.

¡Qué bueno que ya juró por prescripción médica!

3.- Entre panistas te verás

A los integrantes del  hache ayuntamiento de Silao, no les desagrada la idea de la reelección,  pues con el pretexto idóneo del Plan de Gobierno 2018 – 2021, dejen entrever que les gusta eso de ganar dinero fácil y sin complicaciones.

Y se escribe trabajar, porque ahora con el ‘horario alcalde’, es decir dos horas de espera, los regidores y regidoras ni un comentario emitieron del documento directriz para esta administración. Todos llegaron a levantar la mano y en seis minutos aprobaron todo.

De quién se espera una llamada de atención, comentario o por lo menos una intervención de voz por ser oposición, era de la regidora de Morena, Virginia Chacón Aguilar, quien ni pío dijo al documento. ¿Será porque su hijo anda en busca de una asesoría?

Por el contrario, la regidora morenista defendió al Presidente Toño Trejo, con el argumento de que si el alcalde llega tarde a los eventos públicos es porque simple y sencillamente “está trabajado”.

En su comentario, la regidora incluyó a la totalidad de los integrantes del Cabildo, pues aseguró que todos ellos trabajan tan intensamente que poco tiempo tienen para sus ocupaciones personales.

4.- Galván y su estilo familiar

El único que hizo comentario en la sesión, fue el regidor Jorge Galván Gutiérrez, quien con su amplia experiencia de años y años de militantancia panista, aseveró que el Programa de Gobierno es de los mejores. Es más, que ni en su trienio se hizo mejor trabajo. ¿No le habrá dado vergüenza?

Eso sí, el regidor del PAN, precisó que es un documento en donde participaron todas las direcciones, léase amigos, parientes, y uno que otro conocido de Jorge, de quien se dice tiene a la mayoría de su parentela trabajando en la Casa municipal.

Con esa agencia de colocaciones, es evidente que la oposición está más que comprada. Ahí tiene usted a la regidora del PRI, Diana Paco Argüello, quien adelanto que su partido no será un circo para nadie, pues jura y perjura que es una oposición responsable, puntual y profesional. Se vale reír.

Por cierto, al regidor panista José David Tovar Jasso,  sus compañeros se cooperaron para comprarle un pastel y celebrarle un año más de vida, con la promesa de jurar incondicionalmente ser el hijo putativo de Toño Trejo Valdepeña.

Los que saben dicen que Toño Trejo tiene todo bajo control, pues a la fecha cumple con las peticiones de su H. Ayuntamiento, pues el tema de la reelección es una situación que se maneja de principio a fin con mucha sabiduría y paciencia, sino de nada vale iniciar el tema, si podría terminar como su antecesor el innombrable Juan Antonio Morales Maciel, fuera de la bendición blanquiazul y solamente como el chinito ‘milando’.

5.- Una regidora muy internacional.

Con apenas seis meses en el cargo, la actriz de reparto, perdón, la regidora de Morena, Karen Burnstein, dejó tirado su trabajo edilicio y se fue a Canadá con la licencia correspondiente y el sueldo seguro.

Burnstein agarró sus maletas y con carta en mano, juró ante los integrantes del cabildo que regresará cocinando mejor y preparando nuevas bebidas, pues anda en Canadá en un curso de gastronomía.

Y es que la regidora, restaurantera y dueña de bares, más que solicitar permiso, avisó que se ausentaba de sus comisiones y del Ayuntamiento para viajar a Canadá y regresará hasta el 11 de febrero, si la nieve lo permite.

Eso sí, en el documento que envió a la Secretaría del Ayuntamiento, dejó bien claro que se iba con sus propios recursos, pero solicitó de la manera más atenta, le sean justificadas las ausencias para que no se descuenten de su sueldo.

¡Salud regidora!

6.- Golondrinas en seguridad pública.

Poco menos que de nada, han servido las intentonas de “Guanajuato Despertó” y del regidor de Morena Oscar Aguayo, para echar del puesto al Secretario de Seguridad Ciudadana, José Luis Santos Napoles.

Al par de manifestaciones convocadas para exigir el cese de Santos Nápoles, solo se han presentado un puñado de ciudadanos, casi siempre los mismos, que bien pueden contarse con ambas manos y hasta sobrarían dedos.

Dicen que esto tiene sin cuidado al General, ya que cuenta con todo el apoyo de su jefe, el alcalde capitalino, Alejandro Navarro, quien justifica la inoperancia local con temas federales y mediante voceros oficiales.

Ahí tiene usted al Secretario de Ayuntamiento, Héctor Corona, dando la cara a los medios para evitar los constantes berrinches de Santos Napoles, quien ya se acostumbró a huir de la prensa ante preguntas incómodas y luego de acusarlos de desconocer técnicas, tácticas, despliegues operativos, secrecía, inteligencia y demás tecnicismos policiacos.

Lo que es innegable, es la reactivación de la violencia en la capital.

7.- Un limosna millonaria.

En la búsqueda de recuperar la tranquilidad de la capital, el panismo en el Ayuntamiento, léase Alejandro Navarro y Cecilia Pohls, optaron por respaldarse en los jesuitas y que éstos apoyen en “reparar el tejido social”.

El Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), integrado por profesionistas de la orden de los jesuitas y algunos laicos, recibirá una limosnita de millón y medio de pesos, para diagnosticar  el porqué de la delincuencia en la capital.

El programa durará toda la administración dividido en seis etapas, las cuales incluyen algún grado de espiritualidad. A decir verdad, deberían de empezar con los funcionarios, para ver si tienen poquito temor de incurrir en corruptelas.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here