Morena suma una nueva estructura

1.- Dos partidos llenos de arrogancia

El Partido Acción Nacional (PAN), enfrenta su peor crisis interna para elegir a los próximos candidatos que participarán en el proceso electoral del primero de Julio.
Al interior de los grupos azules, la crítica más severa es la intromisión del gobernador Miguel Márquez, quien apoyado con la nómina oficial, “chantajea” el apoyo hacia la nueva corriente, encabezada por él y su discípulo, Diego Sinhué Rodríguez.
Una crisis muy parecida la enfrenta también el Partido Revolucionario Institucional (PRI), instituto “secuestrado” por el grupo del senador Gerardo Sánchez y su escudero, Santiago García, quienes acuden al “dedazo descarado” para empoderarse de las candidaturas a presidentes municipales y diputaciones locales.
Ambos partidos y dirigentes, no solo humillan a sus militantes y simpatizantes, sino los esclavizan también sin alternativa aparente.
Ante esta atmósfera, los panistas como priistas, han encontrado “consuelo” en el partido de Andrés Manuel López Obrador, léase Morena. En estos casos, no puede criticarse que se fueron de los partidos por falta de posiciones, aunque en el fondo puede ser cierto, sino por la manera en que estos nuevos grupos en el poder han administrado la política.
El nuevo estilo de ellos es la imposición, el orgullo, la monarquía, la antidemocracia, la corrupción y opacidad. Tanto el PAN como el PRI suman las principales características para desecharlos como las opciones importantes para el proceso electoral que se avecina.

2.- Caso Miguel Ángel Chico.

Por ejemplo, la salida del PRI de Miguel Ángel Chico, representa para Morena una ventaja muy importante: estructura.
Chico y los priistas inconformes se sumarán a Morena para reforzar la representación de AMLO en Guanajuato y, en consecuencia reforzar la ventaja electoral que tiene actualmente.
Morena representa para el elector una buena marca que requiere la experiencia de movilización y estructura del PRI y justo eso podría sumar Miguel Ángel y los inconformes del tricolor que se irán con él.

3.- El PAN requiere de humildad.

Con este nuevo movimiento del PRI y de Morena, el PAN necesita de una actitud de humildad y sacudirse la arrogancia con la que ha manejado la designación de los candidatos a diputados y presidentes municipales.
El equipo del Gobernador y de Diego Sinhué, deben estar conscientes que la ventaja de la marca en otras elecciones le disminuye poco a poco, y podrían pasar inadvertido este dato en sus equivocadas decisiones.
El CEN necesita voltear a Guanajuato, revisar la inconformidad de los panistas “castigados” o “desplazados” y sumar a quienes no se irán de la marca ni abandonarán su militancia a favor de Morena o algún independiente. Ignorarlos, sería su ruina.
El PAN necesita humildad, de lo contrario Morena se perfila como la mejor opción para gobernar Guanajuato en el 2018.

4.- La sorpresa de Maciel

El presidente de Silao, Juan Antonio Morales Maciel se inscribió como aspirante a la Presidencia bajo la modalidad de reelección, pese a sus números rojos en popularidad. Sin duda, Maciel sorprendió a propios y extraños.
En la primera fase de inscripciones, el “profe” se había abstenido de participar en la contienda interna, pero tras la ampliación de inscripciones, decidió hacerlo en una clara muestra de independencia a las decisiones del Palacio de Gobierno.
Maciel cree que puede tener el apoyo de los grupos internos del PAN y quizás tenga razón, pero donde no la tiene, es en el apoyo ciudadano, cuyas criticas principales se enfocan a la opacidad y falta de resultados.

Periodista con más de 19 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here