Músicos de Arperos viven olvido de Miguel Márquez

Francisco Luévano / Alejandro Sandoval

Guanajuato, Gto. Familiares, amigos y seres queridos de los músicos de Arperos fallecidos en un accidente el 27 de diciembre, denunciaron que han sido olvidados por las autoridades, quienes prometieron apoyos que no han cumplido.

Don Cesario Chagoya, padre de César de 32 años y José Trinidad de 29, -dos de los músicos de La Original Banda Arperos que murieron-, relató a El Otro Enfoque que no han recibido ningún apoyo por parte de las autoridades.

Entrevistado en el patio de su casa, el padre de las víctimas de esta tragedia dijo que están a la espera de que se haga justicia y que el responsable del accidente pague la reparación del daño, en este caso señalan al operador del tráiler, por invadir el carril contrario.

Hasta el momento, los gastos funerarios corrieron por su cuenta.

José Trinidad Chagoya, músico fallecido en el accidente.

Ayer, las viudas de César y José Trinidad acudieron al Ministerio Público de Silao para pedir apoyo y que no se les deje al olvido.

Buscan que haya una indemnización para los hijos de César y José Trinidad, tres nietos de don Cesario.

“Ha sido muy difícil estar sin ellos, ellos me ayudaban y ahora yo no puedo así”, señaló Cesario.

“Habían dicho que nos iban a ayudar, esperemos que así sea”, enfatizó.

César Chagoya, músico fallecido en accidente.

Un día después del accidente, el Secretario de Salud, Daniel Alberto Díaz, acudió al hospital para visitar a los afectados y ofrecerles todo el apoyo del gobernador Miguel Márquez Márquez, un “respaldo incondicional”.

Héctor, hermano de César y José Trinidad, dijo que ojalá hubiera un apoyo para comprar de nueva cuenta los instrumentos para continuar con la Banda, ya que en el accidente se destruyeron.

“No quedó nada, todos los instrumentos se destrozaron”, agregó Héctor, quien toca la tarola y quien recordó que el día del accidente regresaban de tocar en la comunidad de Santa Catarina, en el municipio de San Felipe.

Hasta el momento continúa un músico hospitalizado.

La fiesta en Arperos no es igual

Este viernes, se realiza en Arperos su fiesta parroquial y hay una verbena popular, pero la gente está dolida por la tragedia.

En el atrio del templo, colocaron una lona con la fotografía de los cuatro músicos fallecidos.

Una banda de viento, ameniza la tarde.

En silla de ruedas y con una pierna lastimada, Carlos Cristian Ramírez Rodríguez de 16 años, -uno de los sobrevivientes-, observa con nostalgia a la banda que toca y toca.

El miércoles pasado fue dado de alta del Hospital General de Silao, sin embargo asegura que no se le ha dado seguimiento. No sabe si tendrá alguna rehabilitación.

Recuerda que el secretario de salud le dijo enfrente de la prensa que los apoyarían en todo, pero hasta el día de hoy no ha tenido respuestas.

“Ya estoy un poco mejor, tomando medicamentos (…) los apoyos pues han sido pocos, fue lo del hospital y ya no dijeron nada”, dijo Carlos Cristian.

Mientras se realizaba la entrevista, dos personas que lo acompañaban, aseguraron que no han recibido ningún apoyo.

image_print

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here