“Nalgadas a tiempo”

0
29

INSEGURIDAD ES EL TEMA

El país pasa por la ola de violencia que no se veía en décadas, al tiempo que se cuenta, con la mayor cantidad de información y estadísticas sobre los efectos que provoca la acción de los delincuentes, vemos con frustración la incompetencia de las autoridades para regresar a causes “normales” su vida cotidiana.

Es probable que el efecto más dañino de la situación de inseguridad que vive el país sea el miedo con el que viven las comunidades; en las familias se vive con desconfianza y se altera la comunicación cotidiana por la sorpresa que causa saber de acontecimientos asociados a delincuentes, a daño en propiedad ajena, a secuestro, asesinato, violación… claro antes se ha vivido la experiencia indeseada de un delito que en la mayoría de los casos quedará impune.

Quedará impune porque la procuración y la administración de la justicia en México es un tema que multiplica el daño a la sociedad; al saber que nada o casi nada se puede esperar del poder judicial, pensar en que la justicia debe ser pronta y expedita ya no sirve ni para mencionarse en los malos discursos (si es que alguien piensa que sirve de algo). De qué sirve que un ejecutivo estatal, como es el caso de Guanajuato, regatee las cifras y haga rabietas por lo que publican los medios de comunicación, Guanajuato dejó de ser una de las entidades más tranquilas del país, pasó del lugar 16 al lugar 3 en el índice de incidencia delictiva.

Las vidas que se pierden en el contexto de un país inseguro sigue incrementando rencores en la sociedad, desconfianza entre vecinos, somos una sociedad vulnerada, afectada, como para pensar en remedios insulsos y consejos desubicados, por decir lo menos; nadie espera que el ejecutivo federal de nuestro país transite por dichos triviales y nos deje con la idea, en efecto, de que no se levanta pensando en joder al país. Pero lo logra con eficacia asombrosa; que decir del ejecutivo estatal que tiene la ocurrencia de recomendar cintarazos y nalgadas a los niños de hoy para evitar los daños que provocan los delincuentes de hoy. ¿Será que no tienen cerca de sus funciones alguien medianamente inteligente que les revise sus discursos antes de pronunciarlos? para no tener que “editarlos” después, esperando que los comunicadores no logren darse cuenta o sugiriendo con ello que el medio de comunicación no le dé importancia al hecho…

Sin duda que el tema es la inseguridad y que tiene todas las aristas para ser atendido, pero antes de consejos desubicados, hacen falta las políticas públicas, la información eficaz de inteligencia policiaca para las acciones concertadas entre las fuerzas de orden. Hace falta un audaz programa de educación ciudadana, de formación cívica, temas que sin recursos es imposible que puedan activarse.

Sobre todo hace falta capacidad ejecutiva; si quien tiene hoy la responsabilidad no tiene la capacidad para actuar y regresar a los cauces de orden, deje que la responsabilidad la atienda otro, la incompetencia de un ejecutivo no puede cotizarse en número de vidas perdidas. Hay algo más grave: que la incompetencia estuviera asociada a complicidad.

 

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here