Necesario un Observatorio Legislativo en Guanajuato: OCL

    En Guanajuato, la evaluación al Poder Legislativo se ha concentrado en
    indicadores de actividad, más que en indicadores de desempeño; tienden a medir
    aspectos como la presentación de iniciativas y las asistencias al Pleno o las
    votaciones, pero no se ha evaluado la calidad de las actividades del Congreso.

    El Poder Legislativo, entre sus principales actividades, supone un contrapeso
    entre los poderes Ejecutivo y Judicial, porque es el encargado de crear, modificar
    o eliminar las leyes en nuestro país, evaluar el ejercicio de los presupuestos
    obtenidos por el gobierno para la ejecución de acciones en beneficio de la
    sociedad mexicana y representar a los ciudadanos y el genuino interés de la
    sociedad.

    Si bien es cierto que el Poder Legislativo cumple una función más que importante,
    también es indispensable contar con un mecanismo autónomo, primordialmente
    ciudadano, capaz de medir adecuadamente, el desempeño del Congreso,
    refiriendo al de Guanajuato, de tal manera que se puedan mostrar a detalle las
    fallas, dando oportunidad a la ciudadanía para presionar a sus integrantes para
    su corrección.

    En cumplimiento de las labores de revisión de buenas prácticas a nivel nacional,
    que permitan ser consideradas una alternativa de solución a las problemáticas
    que enfrenta nuestro estado, desde julio de 2017, el Observatorio Ciudadano de
    León (OCL), se encuentra analizando la creación de un Observatorio Legislativo,
    en el estado de Guanajuato, mediante la aplicación de la metodología de
    evaluación aplicada actualmente en Jalisco, cuyo modelo ha operado de manera
    exitosa.

    Las ventajas de tener un Observatorio Legislativo ciudadano en Guanajuato
    están:

    1. Producir información para la ciudadanía que permita evaluar el
    desempeño del Poder Legislativo del Estado de Guanajuato en lo general,
    y de cada diputado(a) en particular.

    2. Incidir en la mejora de los procesos legislativos con el fin de poner el
    trabajo del Poder Legislativo al servicio de la creación de leyes de calidad
    que beneficien a la ciudadanía.

    En la actualidad es menester contar con un Poder Legislativo que entienda su
    misión y comprenda que está siendo evaluado constantemente por los
    ciudadanos, así como en el proceso de creación, también en el de la aplicación
    de leyes. Garantizar que los legisladores hagan su labor, que cumplan su
    mandato y que reporten a sus representados lo que están haciendo.

    Si bien es importante que en el interior cuenten con mecanismos de evaluación, nada
    sustituye la importancia de una observación ciudadana, sin resultar juez y parte.

    El Observatorio Legislativo, de acuerdo con el modelo propuesto por el Dr.
    Alberto Bayardo Pérez Arce, fundador y responsable del ente de evaluación de
    Jalisco, deberá medir aspectos como: la calidad de las iniciativas de ley, la
    representatividad y conflictos de interés, el servicio profesional de carrera, la
    coordinación con el Poder Ejecutivo, el perfil y desempeño legislativo,
    transparencia y rendición de cuentas, participación Ciudadana y el ejercicio
    presupuestal.

    Actualmente el OCL se ha dado a la tarea de socializar la idea con las
    universidades con el fin de impulsar la conformación del Observatorio Legislativo
    como un proyecto arropado por la academia, que comience poco a poco hasta
    llegar a la evaluación mediante el modelo de 110 indicadores.

    El modelo ya se tiene gracias a la generosidad del Observatorio Legislativo de Jalisco.
    Hoy tenemos oportunidad de escoger a diputados comprometidos con la
    sociedad, no con su partido; ejerzamos nuestro derecho a votar por los mejores.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor escribe tu comentario.
    Please enter your name here