“No creemos que se suicidó, estaba feliz en Guanajuato”: familiares de estudiante colombiano

    GUANAJUATO, Gto.- Familiares del estudiante colombiano Luis Ernesto Castillo Peña, quien se habría quitado la vida en la capital,  expresaron su incredulidad en la información que las autoridades han dado sobre su muerte y responsabilizan a los policías municipales. En su último contacto, aseguran,  les dijo cuánto les gustaba Guanajuato y  lo feliz que estaba.
    Luis Ernesto Castillo Peña, alumno procedente del ECCI de Colombia en el Verano de investigación en la UG en la sede Yuriria, viajó el viernes 29 por la tarde a la capital para reunirse con amigos y compañeros y acudir a algunos antros. El sábado por la tarde fue encontrado colgado de un árbol, después de haber estado detenido en las celdas preventivas, de onde salió a las 11 de la mañana, según autoridades.

    La Dirección de Seguridad Pública Ciudadana y la Procuraduría de Justicia aseguran que se trató de un suicidio.
    Sin embargo, un primo de Luis Ernesto Castillo Peña contactado por El Otro Enfoque, calificó como inverosímil esta información y sostuvo que su primo era un muchacho feliz que nunca había dado señales de estar deprimido o tener alguna situación personal que lo llevara a quitarse la vida.
    Aseguró que Luis Ernesto estaba feliz de conocer Guanajuato y se comunicó con su familia para decirles lo mucho que le había gustado la ciudad.
    “Eso no fue suicidio, no fue y no fue, yo sé que estaba bien, estaba feliz y contento, estaba súper bien de estar en Guanajuato. Eso no fue un suicidio, no lo es y no lo es, lo mató la policía, se les fue la mano y ahora quieren taparlo”, señaló.
    Además, se quejó de que la Universidad de Guanajuato ha sido omisa en informar de manera correcta a la familia cómo sucedieron los hechos y pretende excusarse con el hecho de que murió fuera del entorno universitario.
    Al respecto, el titular del área de comunicación y difusión de la Universidad de Guanajuato, Gerardo González del Castillo, señaló que la información con la que cuenta la casa de estudios sobre los hechos es poca y delicada.
    “La información que se ha dado a conocer ha sido muy limitada; no tenemos un dato preciso de que fue lo que sucedió, estamos en espera de las investigaciones de la Procuraduría, sabemos que había estado de fiesta una noche antes y al día siguiente apareció muerto”, dijo González del Castillo.
    Añadió que la casa de estudios está brindando la información necesaria a la PGJE y se está manejando de manera prudente la información por respeto a la familia y ya tuvieron comunicación con la universidad de origen de Luis Ernesto.
    Urgió a las autoridades a hacer una investigación concreta y que no deje dudas sobre lo ocurrido.
    Hasta ahora la versión oficial es que Luis Ernesto y otros jóvenes estuvieron conviviendo en un bar donde participaron en una riña, por lo que fueron desalojados del establecimiento.
    Cerca de las 3 de la mañana se separó de sus compañeros, quienes buscarían donde pasar la noche y Luis Ernesto no contaba con dinero suficiente para pagar el hospedaje. Fue la última vez que fue visto por sus amigos.
    El director de seguridad ciudadana, Christian Ortiz Muñiz, aseguró que cerca de las cinco de la mañana del sábado 30 de junio, por medio de una llamada al sistema de emergencias, un ciudadano reportó a un muchacho ebrio y escandalizando en la plazuela de San Fernando. Policías municipales acudieron al sitio y encontraron a un sujeto con las características reportadas, que era Luis Ernesto, quien fue llevado a la comandancia de la Policía Municipal, donde se le practicó un examen médico que arrojó que estaba en estado de ebriedad completo.
    Fue llevado a las celdas preventivas y ahí permaneció hasta las 11 de la mañana del sábado cuando el oficial calificador decidió que podía quedar en libertad, relató el director de Seguridad Municipal.
    Dos horas después de que salió, un elemento de Protección Civil que se encontraba haciendo un recorrido en el Camino Antiguo a Marfil descubrió a un hombre colgado de un árbol,  lo que lo revisó y descubrió que ya no presentaba signos vitales. Este reporte quedó asentado en el parte informativo que el área de comunicación social de la DGSC envía a los medios de comunicación, aunque no consignaba la identidad del fallecido:
    “13:33 HRS. PERSONA FALLECIDA POR SUSPENSION.
    POR VÍA TELEFÓNICA INDICA LE REPORTAN EN MARFIL, UNA PERSONA FALLECIDA POR SUSPENSIÓN, POR LO QUE EL RADIO DESPACHADOR POLICÍA, NOTIFICA POLICÍA SEGUNDO CON UNO MÁS A BORDO DE LA UNIDAD SP-103, PROCEDIENDO DE PROTECCIÓN CIVIL DE PROTECCIÓN CIVIL QUIEN ENCONTRÓ A LA PERSONA FALLECIDA, ENCONTRÁNDOSE EN SUSPENSIÓN DE UN ÁRBOL (PIRUL) DE APROXIMADAMENTE DOS METROS ATADO DE UN CABLE DE TELÉFONO COLOR NEGRO, AL CUELLO, DE EDAD APROXIMADA ENTRE 28 A 30 AÑOS DE VESTIMENTA PANTALÓN AZUL DE MEZCLILLA PLAYERA BLANCA CON GUINDA CON UN ESTAMPADO NICE, TENIS COLOR GRIS CON SUELA BLANCA, POR LO QUE DE PROTECCIÓN CIVIL, ES QUIEN CONFIRMA QUE LA PERSONA NO PRESENTABA SIGNOS VITALES, AL LUGAR ARRIBA PERSONAL DE LA AGENCIA TRES DEL MINISTERIO PÚBLICO DE POLICÍA, MINISTERIAL EN LA UNIDAD 659, DE PERITOS EN LA UNIDAD, DE SEMEFO EN LA UNIDAD 041.”, consigna el documento.
    Por su parte la Procuraduría General de Justicia del Estado, identificó el cuerpo y determinó que se trató de un suicidio, dictamen que hizo público hasta el miércoles 4, luego de que medios de comunicación informaron de la muerte.

    El reporte de la PGJE señala lo siguiente:
    Suicidio. Fecha/Hora: 30 de Junio 2018, 15:10 horas. Finado: Luis “N”, 26 años de edad. Domicilio: Bogotá, Colombia.

    Mediante reporte de Seguridad Pública se tomó conocimiento de una persona fallecida del sexo masculino, sobre el camino de terracería a Marfil a la altura del club Nepomuceno. Al acudir la Agencia de Investigación Criminal para dar inicio a las indagatorias, tuvieron a la vista el cuerpo suspendido por medio de un cable del cuello a un árbol en una ladera. Peritos criminalistas realizaron el procesamiento del lugar, una vez concluidos los peritajes se determinó que no hubo participación de terceras personas en los hechos. El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, donde le fue practicada necropsia de ley, la cual dictaminó que la causa de fallecimiento fue asfixia mecánica por suspensión”.

    image_print

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor escribe tu comentario.
    Please enter your name here