“No tengo derecho de fallarle al pueblo”: AMLO

Ciudad de México.- Ante más de 900 invitados y en presencia de los diputados del Congreso de la Unión, Andrés Manuel López Obrador tomó protesta como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, asegurando que erradicará la corrupción en México.

En la ceremonia que se llevó a cabo en el Congreso de San Lázaro, Porfirio Muñoz Ledo, presidente del mismo, retiró la Banda Presidencial a Enrique Peña Nieto, presidente saliente, para entregársela a López Obrador, quien posteriormente rindió protesta desde la máxima tribuna y ofreció su primer discurso como Jefe de Estado.

Antes de comenzar, agradeció a Peña Nieto por no haber intervenido en las elecciones pasadas, como aseguró, lo hicieron otros mandatarios.

“Licenciado Enrique Peña Nieto le agradezco sus atenciones, pero sobre todo le reconozco el hecho de no haber intervenido como lo hicieron otros presidentes en pasadas elecciones presidenciales, valoramos que el presidente en funciones respete la voluntad del pueblo, muchas gracias”, enfatizó  Obrador.

En su discurso que duro más de una hora, el Presidente de México reafirmó su compromiso de llevar a cabo una transformación pacífica, ordenada y radical en el país, para el bienestar de los mexicanos.

Aseguró que a partir del lunes, el avión presidencial se pondrá en venta, así como toda la flotilla e aviones para uso de funcionarios federales.

Señaló que con el plan de austeridad y con el combate a la corrupción se generarán suficientes recursos que no será necesario incrementar los impuestos, ni aumentarán los precios de los combustibles más allá de la inflación.

Además aseveró que una vez que se termine la construcción de la nueva refinería, en Dos Bocas, Tabasco y la remodelación de las seis existentes en el país, los precios de la gasolina bajarán, así como el de todos los combustibles.

“Ahora resulta que los que aumentaron el precio de las gasolinas, están pidiendo que baje”, esto después de que las bancadas de los partidos opositores a Morena levantaran letreros que decían “que baje la gasolina”.

Se comprometió a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo “para sustraer bienes del erarios público”.

También aseveró que no endeudará más al país, que no se gastará más de lo que ingrese a la Hacienda Púbica del país, y se respetaran los contratos suscritos por gobiernos anteriores, pero ya no “no habrá más corrupción, ni “influyentismo”, ni negociaciones con empresas particulares”.

López Obrador comentó que nunca dará la orden de reprimir al pueblo; ni tampoco será encubridor de violaciones a los derechos humanos, por lo que todo abuso será castigado.

En cuanto al tema de la inseguridad que se vive en el país, recalcó  que los ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial, y los tres mil 200 agentes de la Secretaría de Gobernación pasarán a formar parte de la Guardia Nacional, proyecto por el que hizo un llamado a los diputados para la aprobación urgente de una reforma constitucional que permita la creación ésta.

Subrayó que en caso de que sea una realidad, operará con elementos de la policía Militar, Naval y Federal.

En su mensaje, aseguró que trabajará 16 horas todos los días, y sostendrá reuniones a las 6:00 de la mañana con integrantes del gabinete de seguridad, para conocer las novedades de las últimas 24 horas y poder tomar decisiones para regresar la seguridad al país.

Enlisto una serie de acciones en las que se basará su gobierno, entre las que destacan: la cancelación de la Reforma Educativa, la creación de un Instituto nacional para los Pueblos Indígenas, aumento a los salarios de los ciudadanos, becas a estudiantes, la construcción de 100 nuevas universidades.

Además del incremento doble de la pensión para adultos mayores, y para discapacitados, con lo que se verán beneficiados 1 millón de personas en estas condiciones; también prometió que él ganará el 40 por ciento de lo que percibía mensualmente Enrique Peña Nieto; y aseguró la reducción de sueldos de altos funcionarios.

“Los altos funcionarios se bajarán el sueldo, porque se les subirán a los de abajo”, recalcó.

Indicó que no vivirá en los Pinos, y que dicho espacio será un lugar para el desarrollo de la cultura y las artes.

Aseguró que está preparado para no fallarse a México, porque “no tengo derecho de fallarle a mi pueblo”.

image_print

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here