Obesidad también afecta al cerebro, según estudio de científicos de UG

0
21

GUANAJUATO, Gto.- Desde hace tres años, México encabeza la lista de países con mayor obesidad, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Debido al grave problema de salud pública que representa, un grupo de investigadores de la Universidad de Guanajuato (UG) trabaja en identificar, a nivel cerebral, los orígenes del problema.

Pese a una estrategia nacional, la problemática no se ha controlado, pues de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, el 36.3 por ciento de los adolescentes y 72.5% de los adultos en México tienen sobrepeso u obesidad. De ahí la necesidad de buscar alternativas para entender las causas de este fenómeno.

El doctor Cuauhtémoc Sandoval Salazar, de la División de Ciencias de la Salud y Enfermería en el Campus Celaya-Salvatierra de la UG, es uno de los profesores que investiga qué pasa en el cerebro de las personas que tienen un alto consumo de grasas trans y azúcares.

En colaboración con los también doctores Martha Silvia Solís Ortiz y Joel Ramírez Emiliano, del Departamento de Ciencias Médicas del Campus León, trabajan en conocer los diferentes procesos de neurotransmisores de hormonas relacionados con la obesidad y cómo ésta genera inflamación a nivel cerebral y en diferentes órganos.

En la conferencia “Conectividad y obesidad”, impartida en el marco de la Semana Internacional del Cerebro 2017, el doctor Sandoval Salazar explicó que los diferentes procesos de memoria y el tipo de vida que llevamos generan conexiones neuronales, así se crea una red –o conectividad- neuronal.

Los investigadores han encontrado que debido a los patrones alimenticios que han seguido, las redes neuronales de las personas con sobrepeso u obesidad están “diseñadas” para consumir alimentos de tipo calórico, y el cambio de hábitos alimenticios no es sencillo, pues se requiere tiempo para crear nuevas redes neuronales, que se adecuen a comida saludable.

Cuauhtémoc Sandoval expuso que las pruebas realizadas en el Laboratorio de Neurobiología, en la División de Ciencias de la Salud y Enfermería del Campus Celaya, le ha permitido comprobar que altos niveles de grasa provocan un decremento de neurotransmisores, por tanto, el sobrepeso afecta negativamente la función cognitiva en las personas con obesidad.Cuauhtemoc+Sandoval+(3)

Detalló que un alto consumo de grasas trans o azúcar, genera radicales libres, los cuales degradan las membranas de la neurona. La membrana puede llegar a morir, y por tanto, se pierden las conexiones cerebrales, señaló el investigador.

Sobre el trabajo que se lleva a cabo en el Laboratorio de Neurobiología, dijo que algunos de sus colegas se han enfocado a explorar los diferentes tipos de aprendizaje y de memoria y cómo todos estos procesos pueden estar alterados por el consumo de dietas hipercalóricas.

Además de la descripción de estos procesos, los investigadores de la UG también evalúan sustancias con propiedades antioxidantes, como el garambullo, para comprobar si su consumo puede revertir los efectos del sobrepeso y la obesidad a nivel cerebral.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here