Preparándose para un proceso electoral.

0
39

Las crisis sociales provocadas en nuestro país por las decisiones del ignorante presidente de Estados Unidos le han cambiado las agendas a los partidos políticos, a los actores políticos, a los líderes sociales, a los medios de comunicación… nos ha cambiado la visión de nuestras realidades a todos y sería muy bueno atender a los cambios que se nos presentan a fin de construir una visión renovada de las oportunidades que requieren las nuevas generaciones de mexicanos. Hace menos de seis meses observar el comportamiento y los intereses de los estadounidenses llevaban rápidamente a descalificar al ahora presidente de ese país; sin embargo los estrategas de la campaña de Trump encontraron en México todos los pretextos de campaña para avanzar, desplazar y posicionarse ante sus electores como el vencedor del proceso electoral.
No fue así, Trump no ganó la mayoría de los votos de los estadounidenses pero si gano la elección ante el colegio electoral de su país. Así es la imperfecta democracia del Estados Unidos.
Sin que estuviera en sus agendas, los partidos políticos, es decir, sus dirigentes, los que buscan ser candidatos y otros personajes de las organizaciones político- electorales ahora hacen campaña desde territorios estadounidenses tratando de llamar la atención de los mexicanos más afectados en la actual crisis.
Más demagogia, más vaciedad en las propuestas, en los discursos… nunca los partidos políticos vieron a los paisanos en Estados Unidos como un propósito de campaña… ¿Para qué? No están en condiciones de votar, no se ha resuelto esa posibilidad, realmente nunca se interesaron más allá de obtener su participación económica a través de los programas de gasto social.
El hecho más contundente está en el proceso de deportación de miles de mexicanos todos los días, mientras los líderes de los partidos se pasean por la unión americana en reuniones de diagnóstico y análisis de las vejaciones que sufren los mexicanos que viven allá. Es decir, ahora será el tema de migrantes el mejor pretexto de campaña de los partidos políticos mexicanos.

¿Qué propuestas tienen para resolver la incertidumbre de los mexicanos en Estados Unidos?
Por ahora ninguna, solo visitar a los líderes de los clubes de mexicanos en Estados Unidos, con un discursito solidario y la muestra de una gran preocupación… a 16 meses para las elecciones en nuestro país los partidos solo tiene tiempo para sus reacomodos internos, resolver quien sea el candidato, excepto MORENA que fue lo que “resolvió ” primero, es decir, Andrés Manuel primero afianzó como ser candidato por tercera vez y luego la conformación de su partido y todo lo que se derive.
Los debates internos en los partidos no dejan tregua para analizar cómo servir a México… que tanto importa el tema de migrantes si hay que resolver las alianzas de una izquierda desgastada, corrupta y confundida desde sus propios dirigentes. Si Alejandra Barrales se tarda unas semanas más no va a encontrar con quien sustituir a los coordinadores de bancadas legislativas, a menos que se subordine a la alianza de perredistas con morena. En el PAN la lucha interna por la candidatura ha dejado rezagado, por lo pronto, al incomodo candidato Moreno Valle, mientras Zavala y Anaya empatan sus porcentajes en las encuestas.
En el PRI no encuentra con que solventar una propuesta y cargar con el peso del señalamiento de un gobierno corrupto y con las más bajas calificaciones y opiniones de la sociedad mexicana.
Por ahora el único que parece haber aprovechado las luchas internas de los partidos es AMLO, en las encuestas es el que obtiene los mejores porcentajes.
La mitad de los votantes mexicanos piensa votar por quien esté en el punto más distante de la corrupción que representa el presidente Peña, si la corrupción afecta al régimen AMLO ofrece ir a una especie de renacimiento moral… se le ha atacado tanto que ya parece inmune a las críticas, El presidente de MORENA cosecha cuando los priistas, panistas y perredistas se pelean por ver quién es más corrupto.
La ausencia de una visión de estado en las plataformas de los partidos, la casi nula credibilidad en las organizaciones políticas y la falta de liderazgos internos llevará a los partidos lo que resta del año en la vieja historia de desgaste interno por las posiciones políticas en juego. La anticorrupción sigue siendo un discurso.
Hasta la próxima PROSPECTIVA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here