Rechazan silaoenses aumento al precio del transporte urbano

0
44

SILAO, GTO.– El probable incremento de 2.00 pesos a la tarifa ordinaria del transporte público no ha sido bien recibida por la ciudadanía…

En general, la tendencia popular va hacia el rechazo, sea cual fuere la cifra adicional.

Entre los puntos negativos que las personas consultadas mencionaron se encuentra la demora del servicio, la descortesía de los operadores y las condiciones ya inadecuadas u obsoletas de algunas unidades.

Los ciudadanos entrevistados dijeron creer que la propuesta de 2.00 pesos se puso sobre la mesa para aceptar sólo uno.

“Demasiado excesivo el aumento de dos pesos, a lo mejor uno sí es aceptable”, señaló Laura Arzola, proveniente de la comunidad San Ignacio.

“Nada más imaginense un aumento de dos pesos, ¿cuánto tendría que pagar una mamá que lleva a dos o tres hijos a la escuela, o alguien que tiene que hacer más de un viaje al día? Con dos pesos más, el gasto por día sube mucho”, expuso.

María Rodríguez, del Mineral de la Luz (Guanajuato) y con familiares aquí, mencionó que ese incremento representa “un golpe fuerte” para la economía de las familias.

Adrián Padilla, quien vive cerca de Bustamante, refirió que no sólo el viaje en autobús público se vuelve caro, ya que el automóvil de alquiler (taxi) ya pasó por (o está en) esa transición que va de «lo normal» a un porcentaje extra.

En el caso del sistema de transporte público, el incremento porcentual va del 16 al 33 por ciento, pero en el caso de los taxis aumentó en un 50 por ciento.

“Antes me cobraban 50 pesos por llevarme a mi casa; ahora me andan cobrando cien y, entre más tarde sea, el precio va subiendo”, lamentó.

Venancio Villalobos, del Monte del Coecillo, eximió a los concesionarios: “Ellos no tienen la culpa, las autoridades tienen la culpa por no analizar a tiempo todo lo que está pasando”.

“Subió el precio de la gasolina, subió mucho de repente, pero no es la única razón para que se permita aumentar el pasaje, eso no es justo, tienen que ver muchas otras cosas que no se están tomando en cuenta, como las malas condiciones de algunas unidades”, expresó.

Por su parte, Carlos Sandoval, de la zona centro, criticó que se pretenda subir el pasaje cuando ni siquiera se cumple con regularizar o poner en orden las rutas.

“Los camiones pasan cada mil años, yo he perdido más de una hora esperando un camión y eso nunca lo han tomado en cuenta, no hay orden en las rutas y ni creo que lo haya”, recriminó.

“El gran problema”, infirió, “es que nuestras autoridades siguen viendo a Silao como un rancho, siguen viéndolo como un pueblo campirano”.

También indicó que los operadores no respetan las paradas y “se paran donde les da la gana”, lo cual desencadena conflictos viales.

Victoriano Sánchez, vecino de Santa Clara de Marines, puso como ejemplo de un “mal servicio” la demora de la ruta 3: “Tarda mucho en pasar, yo la ocupo diario y pierdo más de una hora esperando el camión”.

“Perdemos mucho tiempo esperando el camión, pero ya le quieren subir 2.00 pesos. Sería injusto que le suban y siga pasando lo mismo”, consideró.

Exhortó a las autoridades a echar atrás el aumento, porque ni hay mejoras sustantivas ni se cumple con las expectativas de la ciudadanía en lo relativo a horarios y circuitos.

“Los camiones tardan mucho en pasar”, reiteró.

María Cecilia Barrientos, habitante del fraccionamiento San Juan de los Durán, reprochó que los autobuses no salgan ni lleguen a tiempo, ya que tanto estudiantes como obreros pierden la jornada completa por la demora.

“Es mucho problema estar esperando el camión tanto tiempo, las rutas son bien irregulares”, reprobó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here