Recibe la Catrina de Posada a visitantes del Museo Alhóndiga durante FIC

GUANAJUATO, Gto.-  Erguida justo en el centro del patio de la Alhóndiga, La Catrina abre sus brazos ofreciendo “deliciosas” calaveritas de azúcar porcelanizada.
Eso es lo que aprecian los miles de visitantes que han llegado al Museo Regional durante el Festival Internacional Cervantino (FIC), lugar en donde el colectivo El Volador colocó esta pieza que hace honor a José Guadalupe Posada, el autor del singular personaje que ahora forma parte del imaginario mexicano.
El vestido de la “huesuda”, hecho de papel picado y retocado con cempasúchil, es a la vez una serie de repisas en las que se colocaron las 24 piezas que representan el tradicional dulce hecho de azúcar, que se antoja morder de tan realista.
La escultórica y monumental ofrenda, que fue realizada en cartón piedra por los miembros de esta agrupación de artistas plásticos encabezados por Francisco Enríquez, permanecerá en exposición hasta el próximo 15 de enero.
El taller de plástica El Volador, nacido en Iztapalapa, Ciudad de México, cuenta una experiencia de 26 años realizando este tipo de trabajo, que se pueden apreciar en los detalles de la pieza, de unos 6 metros de altura, que se ha convertido ya en uno de los principales atractivos temporales del recinto pues todo mundo hace su “selfie” junto a ella.

image_print

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here