Recrean “Ferroamigos” los años maravillosos del tren

LEÓN, Gto. – Traer al presente la recalada y el silbido de una locomotora es el hobby preferido de los “Ferroamigos”, un club de la historia ferrocarrilera del Bajío.

Con maquetas de paisajes boscosos y lacustres, e inclusive una de la estación leonesa, los “Ferroamigos” recrean ‘los año maravillosos’ del tren.

“Los trenes me fascinan desde que estaba chiquito, cuando me llevaban de día de campo a ver los trenes”, narró el coleccionista Ricardo Javier Santos.

“Nos llevaban a comprar lechugas y nos gustaba ver las recaladas que hacían en León los trenes que venían desde la Ciudad de México”, agregó.

Junto con Rodolfo Moreno y otros seis coleccionistas más, expondrán parte de la historia ferrocarrilera en la sala de espera de la ex estación de León.

La exposición ferroviaria se llevará a cabo en julio.

“Hemos recopilado anécdotas de gente que vivía del ferrocarril, fotografías antiguas, manuales de operación, reglamentos y muchas otras cosas de la industria ferrocarrilera”, dijo Moreno, aficionado al coleccionismo ferroviario desde su juventud.

“Nos hemos dado a la tarea de investigar todo lo que tiene que ver con la historia del ferrocarril, desde las máquinas de vapor hasta la desaparición del tren de pasajeros y otros fenómenos de este apasionante mundo de los trenes”, continuó.

La colección de trenes del mundo e históricos incluye un revolucionario a escala y una réplica de un vagón de la CONASUPO.

Las locomotoras en miniatura llevan al espectador a rememorar el humo que desprendían los ‘gigantes de acero’ y el trabajo de maquinistas y garroteros.

El grito “vááámonos” se reproduce inmediatamente en la mente del que escucha los relatos que viajan sobre rieles, desde la Ciudad de México a Ciudad Juárez, por la vía más ancha, o de Silao a Guanajuato, por la angosta.

Ferroamigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *