Ricardo y Diego, los afortunados

0
66

1.- Sentarse a un lado de Márquez

Quienes vieron ayer la fotografía que difundió el Gobierno del Estado para informar la presentación del nuevo Secretario de Gobierno, Gustavo Rodríguez Junquera, notaron los mensajes que se enviaron desde Paseo de la Presa.

A la derecha del Mandatario estaba su secretario favorito, su delfín pues, el Secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez, quien vestía de manera muy casual en una sesión de trabajo.

Todavía más casual se presentó el Gobernador del Estado, en playera roja tipo polo y muy lejos de la formalidad que sí atendió el ex Procurador de Derechos Humanos, Gustavo Rodríguez Junquera.

Por cierto, se evidenció un Secretario muy cerca del Gobernador, pero muy lejos de sus dos principales “encargos”: El Secretario de Seguridad Pública, Alvar Cabeza de Vaca y el Procurador General de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre.

Como para continuar esquivando el tema de seguridad, el Gobierno decidió enviar dos comunicados: Uno para identificar a las personas asesinadas de Tarimoro y otro para comentar la presentación de Rodríguez Junquera.

El Gobernador aprovechó el momento para exhortar a sus funcionarios a no aflojar el paso, quizás porque ha notado que así empieza a sentirse o anotarse, en tanto los tiempos de la despedida, por fin de sexenio, se acercan inminentemente.

2.- Una funcionaria muy bendecida

Ricardo Narváez Martínez, Secretario Particular del Gobernador, Miguel Márquez, mantiene muy a discreción su aspiración rumbo a la diputación federal o la propia Presidencia de Guanajuato.

Es un panista que, pese a los esfuerzos en cuévano, aún no logra consolidarse, por lo que existe un serio riesgo en que, nuevamente, enfrente un fracaso electoral, tras la penúltima elección, donde perdió su carrera en las urnas rumbo a una curul.

Y quizás sea ese el fondo por el que ayer, se difundió cómo le abrieron un espacio a su esposa, Cecilia Pölhs Covarrubias, en la millonaria dependencia de Cofoce, cuyos salarios están mejor pagados que las gerencias operativas de las automotrices.

La esposa del particular del gobernador, recibe un salario mensual de casi 76 mil pesos, en una plaza que le autorizaron en marzo y tras un incremento bastante gravoso en este mismo año, pese a la austeridad publicitada por el Gobernador en enero pasado.

Pero como en el gobierno de Márquez, para todo hay explicación, no dude quien sostenga que se trata de una dependencia descentralizada y en el que poco margen tienen los jefes de Paseo de la Presa.

Aunque palo dado, ni Dios lo quita.

Periodista con más de 17 años de experiencia. Académico en varias Universidades de Guanajuato. Conferencista, colaborador y Columnista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario.
Please enter your name here